¿Importa la integridad para la práctica de la RSE en las organizaciones?

Las empresas enfrentan un desafío cada vez mayor para desarrollar prácticas socialmente responsables como parte de sus estrategias corporativas.

Algunos estudios postulan que la responsabilidad social empresarial (RSE) con prácticas socialmente responsables que promueven algún bien social, más allá de los intereses de la empresa y de lo que la ley exige, pueden contribuir a una ventaja competitiva de la empresa.

Por lo tanto, surgió una tendencia en que la RSE comenzó a centrarse en el papel del liderazgo en la selección e implementación de tales prácticas organizacionales. Aunque no se tienen los mecanismos que conectan la integridad de los gerentes con la orientación organizacional de las prácticas de RSE, el papel de la integridad de los gerentes es relevante, ya que los recientes colapsos de corporaciones internacionales se atribuyeron a debilidades en la naturaleza humana, particularmente al egoísmo y al comportamiento poco ético.

Dichos comportamientos han tenido consecuencias dramáticas y han suscitado muchas controversias, porque no es la moral o la ética lo que impulsa la toma de decisiones gerenciales con respecto a la responsabilidad social, sino la obligación que tienen los gerentes de administrar los recursos de la manera más efectiva posible, con el fin de maximizar la riqueza de la empresa, lo que además evidencia la importancia de que los gerentes se enfaticen más en la integridad y el bienestar empresarial.

 El liderazgo que se promueve es relevante para las relaciones públicas en términos de responsabilidad social empresarial”.

Un liderazgo visionario en las prácticas de RSE debe estar asociado con ciertos valores gerenciales que los gerentes a menudo aplican en sus procesos de toma de decisiones para la RSE. Estos valores van más allá de los requisitos legales de la empresa y se enmarcan en tres dimensiones clave:

  • Accionistas: valores que reflejan deberes para maximizar los retornos económicos.
  • Bienestar empresarial: valores éticos y relaciones positivas con los empleados, los consumidores y otras partes elementales.
  • Bienestar de la comunidad: valores relevantes para la sociedad en general.

El liderazgo autocrático está más alineado con las formas de RSE basadas en procesos, como informar sobre los valores organizacionales, mientras que el liderazgo auténtico está más alineado con las formas implícitas o basadas en valores de RSE, como la referencia a los valores personales expresados ​​y cuestiones éticas. Adicionalmente, el liderazgo que se promueve es relevante para las relaciones públicas en términos de RSE.

Melanie Müllers es doctora en investigación social.

Por: Melanie Müllers | Ph.Dc.