ArtículosRiesgos psicosociales: amenaza latente para la salud y la seguridad en el trabajo

Acorde con la evolución de la seguridad, la salud y la calidad de vida en el trabajo, la evaluación de riesgos psicosociales es una necesidad cada vez más demandada en las empresas, considerando que el concepto de calidad de vida laboral ya no puede reducirse únicamente a la mera ausencia de enfermedad y daños corporales. Esto ha inducido un creciente interés en los denominados riesgos psicosociales y su progresiva incorporación a las habituales prácticas preventivas de la empresa.

Dado que el término psicosocial es un adjetivo que describe la conducta humana en su aspecto social o relacionado con ella, ha sido complejo incorporar este concepto al mundo laboral para que pueda ser valorado y medible como cualquier otro tipo de riesgo: químico, físico o mecánico, entre otros. La Norma Técnica de Prevención 443 de España y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), coinciden en que este tipo de riesgos se definen como aquellas condiciones que están directamente relacionadas con la organización (como la comunicación, la participación o el estilo de liderazgo del empleador), con la realización de la tarea (relacionada con la definición de roles y funciones, y la formación, etc.) y las relativas a las interacciones sociales de los empleados (por ejemplo, la relación con clientes y proveedores), las cuales tienen capacidad para afectar tanto el bienestar como la salud física o psíquica del trabajador.

Las condiciones mencionadas serían los tres grandes grupos de factores que pueden originar un riesgo psicosocial en empresas de todos los tamaños y de cualquier sector productivo. Dada su naturaleza cualitativa, la identificación, evaluación y valoración de este tipo de riesgos, aunque pueda ser compleja, impacta positivamente en la eficacia de la organización: mejor rendimiento, menor ausentismo y mayor satisfacción.  El ejemplo actual de la pandemia del COVID-19 evidenció que además de la existencia del propio riesgo biológico de contagio, también existen factores psicosociales aledaños que implicaron cambios en el rol del liderazgo, en la comunicación y en las modalidades de organización de las relaciones laborales, lo cual implicó una alteración psicosocial importante en las personas, y por tanto, para bien o para mal, en el rendimiento de las organizaciones.

Finalmente, es importante tener claro que la identificación, evaluación y  valoración de las condiciones psicosociales implica un proceso, no es un acto aislado o una simple medición. Para esta tarea se han elaborado algunas orientaciones y normas específicas como la PRIMA-EF: Psychosocial Risk Management Excellence Framework del la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Norma sobre salud psicológica y seguridad en el lugar de trabajo de Canadá, o la PAS 1010:2011: Orientaciones sobre la gestión de los riesgos psicosociales en el lugar de trabajo, elaborada por la Institución Británica de Normalización. Habiendo abundante literatura especializada, es evidente que la materia es y seguirá siendo considerada como relevante en la gestión de la salud y la seguridad laboral.

Por: María Isabel Asturias | A&G Abogados y Gremial de Seguridad y Salud Ocupacional

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin