Responsabilidad social corporativa y la salud y seguridad ocupacional

Dentro del marco de la responsabilidad social empresarial (RSE), la salud y seguridad ocupacional juega un rol importante en el respeto y reconocimiento de los derechos humanos, específicamente en lo relativo al derecho de los trabajadores a condiciones laborales justas y satisfactorias. La salud y seguridad ocupacional atiende esa dimensión social comprendida en la RSE y estudia el impacto de los procesos y actividades de la empresa en lo interno con sus trabajadores y el equipo laboral. Su involucramiento en las operaciones de la organización se refleja como un compromiso ético de garantizar altos estándares de seguridad y salud en los espacios de trabajo.

Como factor fundamental para medir el crecimiento y competitividad de una empresa, se destaca el valor y respeto otorgado al bienestar físico y mental de la fuerza laboral, pues sin ella el funcionamiento y productividad de la empresa puede ser afectada de forma significativa al presentarse un alto índice de ausentismo laboral por ocurrencia de incidentes y enfermedades laborales, o bien, por una alta rotación de personal por condiciones inseguras.

La salud y seguridad ocupacional juega un rol importante en el respeto y reconocimiento de los derechos humanos”.

En las empresas socialmente responsables, no puede existir el respeto a los derechos humanos laborales de los trabajadores sin condiciones y ambientes de trabajo seguros y saludables que garanticen su desarrollo integral y social como seres humanos. Por ello, es de vital importancia que las empresas adopten una actitud responsable y voluntaria en desarrollar e implementar estrategias de acciones preventivas en sus operaciones y en la interacción con los trabajadores. En el contexto de esta contribución activa y voluntaria del sector empleador, este comportamiento busca ir más allá del cumplimiento de los requisitos mínimos exigidos por la norma, valorando al trabajador como un activo principal que integra la organización y ejecutando acciones que mejoren de forma continua las condiciones laborales y ambientes de trabajo.

Desde la perspectiva de la RSE para integrar la salud y seguridad ocupacional en la organización, es necesario el compromiso e involucramiento de los directores y equipo gerencial, ejerciendo acciones que reconozcan la salud y seguridad como elemento prioritario para el respeto de los trabajadores, tales como:

  • Elaborar una política de salud y seguridad ocupacional que reconozca los derechos y necesidades de los trabajadores, de acuerdo con los objetivos de la organización.
  • Crear programas de formación y capacitación sobre riesgos laborales y su prevención.
  • Fomentar espacios de diálogo entre los trabajadores y directivos.

Por: Itzsell Guerra | A&G Abogados y Gremial de Seguridad y Salud Ocupacional (SSO)