La importancia de la ética e integridad empresarial

Implementar prácticas de integridad empresarial, en un mundo globalizado, competitivo y exigente, debe ser una prioridad estratégica para todas las corporaciones sin importar su tamaño o giro de negocio, ya que se ha convertido en una característica y requisito determinante para hacer negocios.

Dicho esto, desde hace más de 60 años, Cámara de Industria de Guatemala (CIG) ha sido el puente para el desarrollo de la industria del país, trabajo que se ha construido en equipo, buscando propuestas e implementando iniciativas en temas anticorrupción y de integridad empresarial, que respondan a los desafíos que se presentan como tendencia global y que van más allá de los retos tradicionales para las empresas.

Hace seis años nació GuateÍntegra, uno de los programas insignia de CIG, con el ambicioso propósito de formar una generación de ciudadanos que más allá de espectadores, sean actores en la construcción de una Guatemala más transparente. Este propósito busca materializarse a través del trabajo con nuestras cuatro grandes audiencias: empresas, niños, jóvenes y sector público.

El año pasado cumplimos con nuestro objetivo de formar a más de 10 mil personas del sector privado, público y jóvenes en temas que consideramos tan importantes como la ética y la integridad. Desde el nacimiento de GuateÍntegra, en 2017, hemos logrado sensibilizar a más de 33 mil personas de nuestras cuatro audiencias.

Asimismo, en el 2022 lanzamos nuestra plataforma con el programa de formación en transparencia, cumplimiento y anticorrupción, y la Certificación GuateÍntegra Anticorrupción. También, este año lanzamos la ruta de la Certificación GuateÍntegra, la certificación anticorrupción para proveedores y la certificación dirigida a oficiales de cumplimiento.

Lo anterior lo hemos realizado con el principal objetivo de promover que nuestros socios, no socios y diferentes grupos de interés, asuman un liderazgo activo en la construcción de un clima ético en las empresas guatemaltecas. En esta edición, justamente resaltamos la importancia de la integridad y de la responsabilidad social empresarial (RSE), como factor estratégico para alcanzar el éxito.

Por otro lado, aprovecho este espacio para desearles a todos los lectores una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo. Desde CIG seguiremos trabajando arduamente para que todos los sectores que conforman el tejido industrial caminen en un mismo sentir, en beneficio del desarrollo y crecimiento económico de Guatemala.

Desde la junta directiva de CIG, continuaremos trabajando para impulsar la industrialización, la atracción de inversión, la certeza jurídica, el emprendimiento, la cultura de legalidad, la generación de empleo y el desarrollo del talento humano para hacer de Guatemala un país más competitivo y próspero.

¡Que el 2024 esté lleno de éxitos y metas cumplidas!

Por: Raúl Bouscayrol | Presidente de la junta directiva de Cámara de Industria de Guatemala (CIG)