Acciones para promover el sector de alimentos y bebidas, y reducir el contrabando

El sector de alimentos y bebidas, al ser una de las industrias manufactureras más grandes del país y uno de los mayores exportadores de la región, es una parte fundamental de la economía guatemalteca. Según datos del Banco de Guatemala (BANGUAT), en términos de generación de empleos, dicho sector genera alrededor de 400 mil empleos directos, mientras que su tamaño de mercado es de US $12.3 mil millones.

Asimismo, las cifras del BANGUAT reportan que, durante el 2022, este sector aportó al Producto Interno Bruto (PIB) nacional un 6.5%. También, en el primer semestre del 2022, se consolidó con US $1.184 millardos de exportación, lo que representa un incremento del 31%, comparado con el mismo periodo de tiempo en 2021.

Estos datos nos muestran que el sector de alimentos y bebidas es uno de los más importantes para la economía del país y que, en los últimos años, ha sido una de las industrias más resilientes, ya que a pesar de los distintos acontecimientos que han afectado al mundo entero, se ha levantado y ha seguido aportado al desarrollo guatemalteco.

De igual forma, también es importante destacar que este sector trabaja muy de cerca con la Comisión de Defensa del Comercio Formal (CODECOF), de Cámara de Industria de Guatemala (CIG), puesto que ha sido uno de los sectores industriales más afectados por el flagelo del contrabando, con el objetivo de minimizarlo y de crear mecanismos de prevención.

Por su parte, respecto al tema del comercio ilícito, es sumamente importante atacarlo de frente, pues es un problema nacional que arremete contra la economía y, por consiguiente, contra el desarrollo del país. Así también, se ha convertido en una fuente de evasión tributaria y en una competencia desleal contra el sector productivo formal, así como en un riesgo latente para la estabilidad laboral de todos los guatemaltecos.

De acuerdo con estimaciones de Central American Business Intelligence (CABI, por sus siglas en inglés) cada año se deja de recaudar Q1 mil 400 millones que representan más del 1% del PIB. Esto significa que, si el país venía creciendo un aproximado de un 3% anual, al contrarrestar estos delitos, se podría aumentar un punto más, resultado de captar estos impuestos.

Desde CIG, como actores del sector productivo, hemos sido proactivos en la lucha contra esta problemática y seguimos impulsando, como uno de nuestros siete ejes de acción, el combate al contrabando. A través de los planes de trabajo de la CODECOF, desarrollamos acciones que contribuyen a reducir este delito.

En esta edición de la revista, abordamos como temas principales el sector de alimentos y bebidas y el comercio ilícito. Animo a todos los involucrados en estos temas a que participemos activamente en distintos espacios que nos permitan seguir desarrollando acciones concretas para que el sector de alimentos y bebidas siga avanzando y generando valor añadido, y para reducir el complejo fenómeno del contrabando.

Por: Luis Alfonso Bosch | Presidente de la Junta Directiva de Cámara de Industria de Guatemala (CIG)