CIG y UPANA firman convenio de cooperación

Cámara de Industria de Guatemala (CIG), a través de la Comisión de Defensa del Comercio Formal (CODECOF), firmó un convenio de cooperación con la Universidad Panamericana (UPANA) con el objetivo de promover actividades de profesionalización para socios y aliados estratégicos de CIG y de la CODECOF.

El trabajo de colaboración incluirá diversas actividades en los ámbitos de la docencia, la investigación, el impulso al emprendimiento, la buena gobernanza y el desarrollo regional para apoyar a las empresas que deseen profundizar en el tema del comercio ilícito y enfocar mejor su trabajo con el fin de erradicarlo.

La CODECOF es una entidad adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG), cuyo objetivo es representar a los sectores más afectados por el comercio ilícito, promover acciones de prevención y defensa del comercio formal y propiciar una participación interinstitucional más activa para contrarrestar estos delitos.

“El objetivo de esta alianza es promover una serie de cursos que permitan a los miembros y socios de CIG actualizar sus conocimientos y desarrollar las habilidades que requieren para recolectar y procesar datos relevantes que luego se traduzcan en modelos y estrategias de fortalecimiento empresarial en beneficio del comercio formal del país”, explica Axel Romero, gerente de gestión de CODECOF.

Los cursos y diplomados que se tendrán a disposición de los públicos de interés tendrán una duración de dos o cuatro meses y se llevarán a cabo a partir del 31 de marzo en modalidad totalmente virtual a través de la plataforma de la UPANA. Entre ellos destaca el Diplomado en Inteligencia Estratégica, dirigido a funcionarios públicos, que busca promover herramientas de investigación a quienes apoyan la lucha contra el comercio ilícito.

“Firmar este convenio es la formalidad de lo que hemos estado haciendo. Reiteramos nuestro compromiso con CIG y con Guatemala en todo lo que requieran por parte de la UPANA, pues coincidimos en el desarrollo de nuestro país a través de la educación. Nuestras facultades y más de 80 programas están ahora a disposición de CIG”, expresa Mynor Augusto Herrera Lemus, rector de la UPANA.

Este convenio además incluye la cooperación en cualquier otra área educativa y profesional de interés para las dos instituciones y la priorización de cinco actividades: entrenamiento a personal docente, investigadores, especialistas y gestores de programas relacionados al emprendimiento; la realización de proyectos conjuntos en materia de impulso al emprendimiento, la competitividad y la sostenibilidad de las empresas; la transferencia de experiencias en el diseño, administración y operación de programas de apoyo al emprendimiento, competitividad y sostenibilidad de las empresas que se estén desarrollando; desarrollo de programas y actividades para el fortalecimiento de la marca país y de las instituciones públicas, y la buena gobernanza; y la implementación de programas educativos virtuales.

“Es importante que tengamos en mente que el contrabando deja una pérdida mensual de alrededor de Q145 millones, entre el IVA y el ISR, que se deja de percibir, por lo que combatir esta mala práctica, provocará un impacto positivo para las empresas formales, los empleos y para el aumento de la inversión. Confiamos en que la labor que realizaremos en conjunto será de gran beneficio para todos los afectados por el contrabando”, añade Raúl Bouscayrol, vicepresidente de la junta directiva de CIG.