Habilitadores 2023 para la logística en las cadenas de suministro

En las redes de atención a la demanda, así como en la planeación de cadenas de suministro empresariales, la logística es parte fundamental para que la ejecución y gestión del flujo de materiales pueda trasladarse desde las fuentes de suministro hasta el consumidor final. Actualmente, las complejidades a nivel local, regional y global, han hecho que los modelos operativos logísticos requieran de un enfoque mayor dentro de un marco de trabajo que identifique habilitadores para su optimización.

Organizaciones financieras globales como el Banco Mundial se han preocupado por realizar estudios del estado de la gestión logística a nivel país y región, los cuales ejecutan evaluando los habilitadores principales que ayuden a tener un marco de trabajo en el cual basar los esfuerzos de mejora continua. Estos habilitadores, en un enfoque personal, los ordeno de la siguiente manera:

  • Desarrollo del comercio electrónico.
  • Desarrollo de infraestructura.
  • Adopción y desarrollo de tecnología 4.0.
  • Adopción de mejores prácticas de la industria.
  • Identificación de factores exógenos económicos.
  • Participar con las entidades empresariales y de gobierno para facilitar la tramitología.

Cada uno de estos habilitadores requiere, dentro de las empresas, cuatro líneas de acción agiles y adaptativas: formación continua del personal, desarrollo organizacional dinámico, procesos empresariales orientados a la atención a la demanda e identificar tecnología que apoye una evolución orgánica de crecimiento.

Estos habilitadores provocarán cambios en la gestión directa del cliente (B2B) y consumidor (B2C), e impulsarán a las organizaciones a estructurar y generar información en tiempo real para aumentar la lealtad y servicio a los clientes. Además, la base para lograr esta generación es la integración del desarrollo de proveedores, procesos integrados con una orientación a ser colaborativos y su digitalización, de preferencia, a través de un ERP.

La logística es parte fundamental para que la ejecución y gestión del flujo de materiales pueda trasladarse desde las fuentes de suministro hasta el consumidor final”.

En la ejecución logística provocará tomas de decisión operativas, desde realizar acciones que apoyen el desarrollo de proveedores (proveedores de materiales, tecnología, infraestructura y financiamiento), hasta integración de los servicios logísticos, ecosistemas tecnológicos y facilitar la tramitología para que sea más dinámico y al costo óptimo posible.

También provocará el análisis de cuánto y en dónde tener el inventario de manera física de acuerdo a la red logística y alineado a la red de demanda, optimización de la gestión del almacenaje y transporte, así como las formas en las que los clientes puedan recibir el producto en buenas condiciones o, en su caso, gestionar las devoluciones.

Las organizaciones empresariales necesitan considerar a la logística de entrada (importaciones, suministro y abastecimiento) y de salida (exportaciones y distribución) como un marco de trabajo que apoye la estructuración de estos habilitadores de manera sostenible. Para conformarlo hay metodologías y referencias a través de organizaciones de investigación y certificación de conocimientos, como ASCM (antes APICS) y MHMS LATAM, que generan estándares globales y formación hacia las personas para apoyar a esta sostenibilidad.

Uno de los marcos de trabajo (framework en inglés), es el de la planeación de redes logísticas que apoya un orden para su mejora:

  1. Integración de la estrategia de negocio y al plan de mercadeo para proyectar la demanda cuando menos a 5 años.
  2. Estudiar la topología de las fuentes de suministro y centros de gravedad de demanda para definir la infraestructura necesaria (plantas productivas, centro de distribución, hubs logísticos) y en dónde es necesario localizarla (incluyendo estrategias de nearshoring).
  3. Dimensionar los habilitadores necesarios para darle sostenibilidad a su red logística, así como su ruta de implementación y/o mejoras conforme a las prioridades de la empresa, con atención hacia el consumidor/cliente.
  4. Optimizar la gestión de la última milla, redes de sucursales, redes de almacenes, transporte urbano, tecnologías de trazabilidad y pago para el cliente que apoyen a la eficiencia y gasto operativo de la empresa.

Finalmente, hay muchas fuentes de información, metodologías e institutos de educación que a las organizaciones empresariales les permite tener referencias para trabajar con sus colaboradores y que impulsarán la transformación de su logística a un sentido ágil y adaptable, de acuerdo a las redes de demanda que su empresa quiere atender, apoyando la sostenibilidad de su negocio a largo plazo.

Por: Jhonatan Velázquez | Operation Managing Director Latam de XADIS Digital Supply Chain