Neuromarketing y sus múltiples aplicaciones

Aplicar las diferentes herramientas del neuromarketing ayuda a entender la mente del consumidor y a crear estrategias que influyan en su decisión de compra. El 95% de las decisiones de compra que las personas toman son de manera subconsciente, pues son influenciadas por diferentes factores que inciden en las emociones e impulsan a reaccionar de una u otra manera.

Con el paso del tiempo, se han desarrollado distintas herramientas que ayudan a estudiar estas emociones para entender el comportamiento humano y crear estrategias comerciales eficientes. A este tipo de estudio se le conoce como neuromarketing.

El neuromarketing es la aplicación de la neurociencia y la ciencia cognitiva en estrategias de marketing. En otras palabras, es el estudio de cómo responde el cerebro de las personas ante los estímulos creados a través de anuncios comerciales y otro tipo de mensajes que comparte una marca de manera visual, auditiva, sensorial y olfativa.

Este tipo de estudio se encarga de medir señales fisiológicas y neurales para recopilar la información que necesitan sobre las motivaciones y preferencias de una persona. Esto va desde la creación de productos y servicios, hasta la forma en la que se ofrecen al consumidor.

Beneficios del neuromarketing

Entrar en la mente del consumidor a través de herramientas de neuromarketing hace posible que una empresa conozca lo que la persona piensa y lo que le gusta. Gracias a esto, pueden desarrollar mejores productos, servicios y campañas de contenido.

  • Ayuda a entender con mayor profundidad la mente de los consumidores

Aplicar el uso del neuromarketing en las investigaciones de mercadeo ayuda a descubrir los intereses, motivaciones y preferencias de los consumidores, y a establecer patrones para desarrollar estrategias más efectivas.

  • Brinda la oportunidad de utilizar las reacciones psicológicas para mejorar el contenido

Gracias al neuromarketing, las empresas pueden estar mejor preparadas para adaptar su contenido y hacerlo más efectivo, basándose en las reacciones que tienen los consumidores al ser expuestos al mismo.

  • Le da un mayor valor al uso del dinero

Con las nuevas tecnologías y la innovación de ideas, cada vez es más fácil incluir herramientas de neurociencia en los estudios de marketing. Gracias a estas, las compañías pueden obtener resultados más detallados en menor tiempo.

Técnicas del neuromarketing

Existen diferentes técnicas que se han desarrollado en base al neuromarketing:

  • Biosensores: son pequeños dispositivos que pueden identificar las respuestas emocionales de una persona a través de distintos factores: pulso, frecuencia cardíaca, sudoración y respiración.
  • Electroencefalografía (EEG): esta herramienta puede grabar y monitorizar la superficie del cerebro a través de un casco con sensores que recogen leves corrientes eléctricas inducidas por la actividad cerebral.
  • Eye-Tracking: es una de las técnicas más populares y utilizadas por las empresas. Se trata de un seguimiento ocular que puede proporcionar información sobre los aspectos visuales más relevantes para el usuario.
  • Reconocimiento facial de emociones: a través de un software especial es posible detectar, analizar e informar con precisión sobre las emociones del movimiento facial ante diferentes estímulos.

Aplicación del neuromarketing para las empresas

Las empresas pueden utilizar las técnicas de neuromarketing para desarrollar mejores estrategias que les ayuden a ofrecer a los consumidores lo que desean y, por consiguiente, aumentar sus ventas.

  1. Empaques

El tipo de empaque que las marcas utilizan en un producto es muy importante para que el consumidor lo prefiera, en lugar de escoger alguna otra opción de la competencia. Algunos de los aspectos que esto implica son:

  • Asociaciones con el color: los colores tienen diferentes efectos en las emociones, por lo que es vital escoger el que vaya de acuerdo con el producto que se está ofreciendo y la reacción que se quiera obtener por parte del consumidor.
  • Tipo de empaque: la forma y el tipo de empaque que se utiliza para un producto influye en la asociación que el cerebro humano realiza de manera subconsciente con la categoría a la que el producto pertenece. Además, los materiales y las texturas de los mismos deben ir acorde a la idea que se desea transmitir sobre el producto.
  • Forma del empaque: estudios han demostrado que la forma en la que se sujeta un empaque tiene relación con la percepción que se tiene sobre el mismo. Por ejemplo, si el envase debe sujetarse con un agarre firme y fuerte, se relaciona con alimentos salados, mientras que, si se hace de manera más delicada, se relaciona con alimentos dulces.
  • Diseño visual: el diseño gráfico sobre el empaque es muy importante. Por ejemplo, para productos alimenticios es mejor tener un diseño que muestre movimiento para incitar pensamientos de frescura que impulsen al consumidor a escoger esa opción en lugar de otra.

  1. Diseño de sitios web

¿Le ha pasado que quiere conocer más sobre una marca a través de su sitio web, pero luego de cinco segundos cierra la pestaña del buscador? Esto puede ser porque no tenían lo que estaba buscando, pero muchas veces, es por su tipo de diseño.

En la era digital en la que nos encontramos, los sitios web se han convertido en elementos clave para el marketing de una empresa. Son su carta de presentación, en la que comparten la visión, valores y los productos o servicios que ofrece.

Es muy importante que su diseño sea atractivo y que haga que la experiencia de compra para el usuario sea estimulante. Esto puede ser el factor determinante que haga que una persona desee quedarse navegando en un sitio web o salir del mismo.

Se han llevado a cabo diferentes estudios a través de la herramienta de Eye Tracking, que han descubierto las mejores prácticas para hacer que un sitio web sea más eficiente:

  • Coloque el contenido más importante en la parte superior del sitio: esto no solo llamar la atención del consumidor, sino también lo motiva a continuar leyendo el resto del contenido.
  • Los call to action deben estar en la parte inferior de la página: son botones que invitan al usuario a tomar alguna acción, como suscribirse, realizar alguna compra y contactarse con la empresa, entre otros. Deben estar en la parte inferior de la página, ya que ahí es donde harán clic las personas que estén realmente interesadas.
  • Utilice títulos grandes y en negrilla: la jerarquía visual en los textos ayuda a llamar la atención del consumidor y a invitarlo a continuar leyendo. Por ello, es recomendable que haga uso de títulos y subtítulos a lo largo de su sitio web.
  • Mucho espacio en blanco: al cerebro humano le resulta complicado procesar bloques densos de información, por lo que es necesario que se estructure el contenido en bloques cortos de información y que se deje espacio en blanco para brindar un descanso visual.
  • Aplique la psicología del color: los colores evocan diferentes sensaciones y respuestas emocionales. Es vital tomar en cuenta el tono, la saturación y el brillo del mismo, así como el significado que cada color tiene, dependiendo de la cultura.
  1. Marketing experiencial

Ya sea en una tienda, un restaurante o alguna otra localidad, los servicios o productos que se ofrecen son importantes, pero también la experiencia en sí. Hay diferentes aspectos que pueden influir en cómo se siente una persona dentro de un establecimiento y en las decisiones de compra que puede llegar a tener.

Es aquí donde se pueden utilizar diferentes aplicaciones del marketing:

  • Marketing visual: cuando un establecimiento invierte en desarrollar un diseño visual que vaya acorde a la marca y que sea agradable para el consumidor, provoca que el mismo se sienta cómodo y más interesado por lo que están ofreciendo. Esto va desde el tipo de iluminación que se utiliza, hasta los colores y decoración aplicados.
  • Marketing auditivo: el comportamiento del consumidor se ve influenciado por el tipo de música que se esté reproduciendo. Dependiendo del efecto que se esté buscando, es importante decidir cuál es el tempo, el estilo y el volumen de la misma.
  • Marketing olfativo: los olores tienen el potencial de transportarnos a diferentes lugares y temporadas, y nos pueden hacer sentir emociones como tranquilidad, comodidad y alegría, entre otros. Es importante escoger los olores adecuados que no solo vayan con la marca sino también con lo que se intenta transmitir.

La combinación de los elementos del marketing visual, auditivo y olfativo tienen el potencial no solo de hacer la experiencia del consumidor más placentera, sino también de motivar a su subconsciente a realizar alguna compra.

Sin duda, el neuromarketing ha cambiado la forma en la que se desarrollan los productos, los servicios y las estrategias comerciales, por lo que es importante que las empresas inviertan en este tipo de estudios y herramientas para que tengan mejores resultados en sus negocios.

Por: Lorena Bin | CEO y Fundadora de Neuromarketing.la