Comercio ilícito a través de redes sociales

Desde marzo de 2020, el comercio en el mundo vivió escenarios complicados para salir a flote por las consecuencias de las restricciones por COVID-19. En Guatemala, donde ya se vivían situaciones difíciles para contrarrestar el contrabando, se aprovechó el escenario distinto, pero más práctico de distribuir productos a través de las redes sociales, un canal de comunicación poderoso en el que la interacción entre vendedor y consumidor es impersonal.

El mercado electrónico legal brinda accesos seguros y confiables que buscan identificar a su cliente para brindarle los productos necesarios en tiempo oportuno, y como una garantía de su servicio, emite la factura correspondiente.

El Centro de Análisis Contra el Comercio Ilícito de la Comisión de Defensa del Comercio Formal (CODECOF) realizó un análisis enfocado en productos que se ven afectados por el comercio ilícito. Se identificaron la apertura de páginas y de ventas directas de particulares de productos por catálogo con ciertas fechas de entrega o ya colocados en el país, listos para ser distribuidos. Estos son productos que representan un comercio denominado “hormiga” por no involucrar grandes cantidades. Además, estas transacciones no son registradas ante la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) por la falta de emisión de una factura por la compra realizada, evadiendo el tributo correspondiente y afectándolo de forma directa.

El Centro de Análisis contra el Comercio Ilícito es una plataforma que busca evidenciar los comportamientos del comercio ilícito en el país”.

Calzado, alimentos, prendas de vestir, cosméticos, productos de limpieza, medicamentos, insumos hospitalarios, huevos y animales como cerdos y pollo vivo son algunos de esos productos. El ejercicio realizado por el centro antes mencionado, el cual se realizó del 4 al 27 de abril de 2022, se basa en el seguimiento de alrededor de 75 publicaciones de artículos nuevos puestos en venta, 30 bajo pedido y 45 con entrega de mercadería inmediata, todos con pago contra entrega, ninguno ofrece factura y las compras mínimas son de Q100.00. También se identificaron marcas falsificadas, productos con etiqueta o registro sanitario de origen mexicano y grupos grandes, en la mayoría privados, en los que se estiman alrededor de 10 a 15 publicaciones por hora, ofreciendo productos ilegalmente comerciales como huevo, pollo y cerdos. En su mayoría los productos más populares en redes sociales se caracterizan por ser de dimensiones pequeñas, fáciles de trasportar y cuyos precios en el extranjero son menores a los del mercado nacional, lo que posibilita considerables márgenes de ganancia.

El Centro de Análisis contra el Comercio Ilícito es una plataforma que busca evidenciar los comportamientos del comercio ilícito en el país y generar las alianzas pertinentes a nivel país y a nivel regional como parte de un abordaje integral. Asimismo, trabaja en crear conciencia en la población guatemalteca sobre el riesgo que implica consumir este tipo de productos, no solo por los riesgos en salud, sino también en adquirir productos de baja calidad. Al ser un fenómeno complejo que involucra redes criminales, se requiere de un abordaje completo en donde la participación del sector público se hace indispensable para lograr prevenir y contrarrestar el comercio ilícito.

Por: Muriel Ramírez | Coordinadora Técnica – Ejecutiva Comisión de Defensa del Comercio Formal de CIG