Taiwán, una puerta al e-commerce asiático para el mercado guatemalteco

A pesar del panorama complicado que se ha visto en los últimos años, la economía taiwanesa ha demostrado ser resiliente experimentando el mayor crecimiento de los llamados tigres asiáticos. Para la industria guatemalteca, la relación diplomática que por más de 60 años ha unido a nuestros países, puede convertirse en una oportunidad desde el punto de vista comercial y empresarial.

Con una extensión territorial de 36,197 km2, comparable al departamento de Petén, la isla alberga a un poco más de 23 millones de personas, una población con un promedio de edad de 46 años y un crecimiento negativo en los últimos años. Esto hace que presten especial atención a los alimentos de alto valor nutricional y orgánicos para consumidores de mayor edad.

Actualmente la economía taiwanesa es el número veintitrés del mundo, según su Producto Interno Bruto (PIB), el cual supera los $759 mil millones de dólares. Su sistema bancario es muy sólido y con una gran cantidad de capital. De hecho, Taiwán es el quinto prestamista más grande del mundo, ya que su posición de inversión internacional neta aumentó más del 6 por ciento respecto al año anterior, según el Banco Central de Taiwán. De acuerdo con el reporte sobre patrimonio neto mundial de 2019 del Allianz Group, es el cuarto país más rico en términos de patrimonio neto por individuo, el cual es de $108,253 dólares estadounidenses.

Taiwán representa un modelo de aprendizaje para nuestros países en muchas áreas, pero hay dos en crecimiento que quisiéramos destacar: el comercio electrónico y las industrias de tecnología financiera o Fintech. Al igual que en Guatemala, la economía taiwanesa está basada en sus pequeñas y medianas empresas, el 90% de la economía es producida gracias a este tipo de comercios.

El comercio electrónico en Taiwán ha crecido rápidamente en los últimos años. En 2020 creció un 16,2 % para alcanzar los 241 mil 200 millones de dólares taiwaneses (alrededor de 8 mil 600 millones de dólares estadounidenses), según datos del Ministerio de Asuntos Económicos (MOEA). A medida que el mercado de comercio electrónico de Taiwán continúa desarrollándose, un número cada vez mayor de compradores jóvenes eligen comprar en tiendas minoristas en línea. Los medios digitales y el entretenimiento, la indumentaria y el calzado, y los productos electrónicos de consumo siguen siendo los tres productos más comprados de los minoristas en línea. La demanda de entrega rápida ha llevado a un aumento en las ventas de artículos de primera necesidad para el hogar en las plataformas en línea. La evolución de las expectativas de los consumidores de comercio electrónico ha dado lugar a nuevas oportunidades para los minoristas de comercio electrónico y los proveedores de servicios.

El comercio electrónico en Taiwán ha crecido rápidamente en los últimos años.

En 2020, la tasa de penetración de internet en Taiwán fue del 92,6% de la población. El 43,7% de los usuarios utiliza un teléfono móvil para conectarse a internet, el 50,4% una computadora de escritorio o portátil y el 5,8% utiliza una tableta, según el Centro de Información de la red de Taiwán. Ese mismo año, el Instituto de Consultoría e Inteligencia de Marketing (MIC) informó que más del 37% de los consumidores taiwaneses prefieren el pago móvil, seguido de las tarjetas de crédito (34,5%) y el efectivo (18,8%).

El pago móvil está ganando popularidad a medida que más consumidores taiwaneses usan teléfonos celulares. Según una encuesta realizada por el Instituto de Consultoría e Inteligencia de Marketing en 2020, las tres principales marcas de pago móvil utilizadas son LINE Pay (57,9%), Apple Pay (31,6%) y JKo Pay (17,5%). Le siguen Google Pay (9,4%), Taiwan Pay (9,1%), PX Pay (6,2%) y Pi Pay (3,4%).

Entre los visitantes mensuales de las aplicaciones de compras móviles, los consumidores de compras en línea de Taiwán utilizan principalmente Shopee (52,36 millones de páginas vistas al mes), seguido de PChome (32,44 millones de páginas vistas al mes), Momoshop (31,17 millones de páginas vistas al mes) y Ruten (30,17 millones de páginas vistas al mes).

Gracias a las más de 12 mil tiendas de conveniencias que existen en la isla, la entrega y distribución de las compras del e-commerce puede eficientarse y simplificarse para el usuario, ya que existe la cultura de recoger los paquetes en estas tiendas.

La naturaleza de la competencia en el comercio electrónico en Taiwán ha cambiado de un enfoque en aumentar la cantidad de mercancías a reducir los costos de logística y expandir la capacidad de almacenaje.

El ecosistema de las empresas de Fintech es otra industria que se está desarrollando rápidamente en Taiwán.

Al vender en el mercado taiwanés se debe considerar el perfil de los consumidores taiwaneses: son inteligentes y expertos en tecnología, prestan atención a la identidad y reputación de la marca, y expresan muy abierta y enfáticamente sus comentarios. Además, se debe reconocer que los taiwaneses a menudo se ven influenciados por el poder de las redes sociales, el contenido de alta calidad y la experiencia del usuario, los idiomas utilizados en las promociones y los canales de distribución en línea utilizados. Tener en cuenta estos factores da como resultado el éxito de una marca en el mercado.

Un caso de estudio interesante es la aparición de las llamadas cocinas fantasmas. El restaurante Just Kitchen decidió enfocarse solamente en el mercado electrónico y no tener otro canal de venta más que las plataformas en línea. No tienen ubicaciones para comensales ni servicio para llevar en tienda. Actualmente, su crecimiento le ha permitido expandirse a otros países del sudeste asiático.

El unicornio taiwanés Appier es otro caso de éxito en el comercio electrónico. Su enfoque está en agregar inteligencia artificial a las plataformas de venta en línea para ayudar a mejorar la experiencia de compra mediante lo que ellos denominan mercado de embudo asistido por inteligencia artificial. “Las capacidades avanzadas de aprendizaje automático y aprendizaje profundo de Appier permiten a nuestros clientes identificar a los usuarios más valiosos, involucrarlos con recomendaciones personalizadas, adquirirlos a través de incentivos promocionales y aplicar análisis predictivos para predecir comportamientos futuros”, establecen en su sitio web.

El ecosistema de las empresas de Fintech es otra industria que se está desarrollando rápidamente en Taiwán. Los proveedores de servicios financieros han estado adoptando tecnología para brindar servicios innovadores a los consumidores y aumentar la inversión en activos de TI. En 2019, la industria financiera de Taiwán gastó más de $700 millones en I+D y soluciones Fintech en las áreas de IA, AML, biometría, blockchain, servicios en la nube, ciberseguridad, análisis de datos, pago, gestión de identidad, regtech y robo-advisor.

Vale la pena mencionar que Taiwán aprobó la operación de tres bancos cuya operación sucede solo en internet, es decir, no tienen agencias físicas. Estos bancos son Rakuten, LINE Bank y Next Bank. Line Bank pertenece a la Plataforma de mensajería digital más popular en Taiwán, similar a WhatsApp.

Tanto el e-commerce como las Fintech que se desarrolla en Taiwán brindan oportunidades, desde varias perspectivas, a la industria guatemalteca.

Los bancos que solo utilizan internet basan su estrategia en utilizar big data, inteligencia artificial y tecnología financiera para cumplir con los objetivos de inclusión financiera. Las Fintech suelen utilizar datos y métodos alternativos para evaluar el riesgo de los prestatarios, lo que les permite tomar decisiones sobre los prestatarios que actualmente no tienen un perfil crediticio. Este enfoque contrasta con los bancos tradicionales que generalmente confían en la recomendación del Centro de Información Crediticia Conjunta de Taiwán para tomar decisiones sobre préstamos. Mientras tanto, el uso de tecnología y big data en el proceso de suscripción trae nuevos desafíos para los reguladores bancarios en las áreas de gestión de riesgos, ciberseguridad y privacidad de datos.

Tanto el e-commerce como las Fintech que se desarrolla en Taiwán brindan oportunidades, desde varias perspectivas, a la industria guatemalteca. Desde la perspectiva de aprendizaje, se convierte en un referente que permitir inferir el comportamiento de las nuevas tecnologías aplicadas al comercio electrónico y las Fintech. Desde la perspectiva comercial, presenta la posibilidad de vender productos guatemaltecos en plataformas digitales taiwanesas como ya se hace con el café guatemalteco y otros productos. Y, por último, desde la perspectiva estratégica puede dar una pauta para diseñar conexiones de Guatemala con Asia, utilizando a Taiwán como puente cultural para el mercado asiático.

Los productos guatemaltecos más destacados en Taiwán son el azúcar, el café, los camarones y las macadamias. En los últimos tres años las exportaciones de Taiwán a Guatemala han crecido al menos un 15% cada año de manera consecutiva, pero la demanda creciente por comida saludable ofrece una ventana aún mayor para las exportaciones guatemaltecas. Frutas, verduras, nueces, bebidas y textiles son productos guatemaltecos que pueden encontrar un espacio importante en el mercado de alto valor de Taiwán.

Un ejemplo es la introducción del aguacate congelado de Guatemala, el cual la Embajada de Guatemala en Taiwán apoyó para ser presentado en la Feria Internacional de Alimentos en Taipéi y lograr su introducción en el 2020 para ser distribuido en una de las mayores cadenas de bebidas en Taiwán. El aguacate se consume como una bebida dulce combinada con yogurt y se vende ya sea en tiendas o por las plataformas de entrega a domicilio. En este caso, se observa cómo el mercado taiwanés está en una constante búsqueda por productos diferenciados y saludables.

El empaque juega un rol importante en las ventas en Taiwán. Desde tiempos antiguos su cultura da un especial énfasis al regalo como una forma de demostrar respeto y aprecio. Es común observar que experimentan cada vez con formas creativas de empacar los productos. Nuestro café, el cual ocupa la posición número 4 en ventas en la isla, se consume con empaques que combinan el buen diseño y la conveniencia. Es común encontrar en las tiendas físicas y en línea el café guatemalteco empacado en bolsas de goteo o bolsas tipo té, también se puede encontrar en latas como bebida fría o en empaques sofisticados de regalo. Cada año el café guatemalteco es exhibido en ferias y cataciones organizadas con el apoyo de la Oficina para el Comercio con Centro América (CATO, por sus siglas en inglés).

Nuestros países sostienen una amistad sólida que debe ser aprovechada desde ambas partes en múltiples esferas de influencia.

Las industrias creativas tienen un auge cada vez mayor. Desde el 2019 la Embajada de Guatemala ha apoyado a más de 20 empresas a introducir artículos de artesanía en la feria “Giftionery & Culture Creative, Taipei”. Algunos de estos productos ya son vendidos en la plataforma PINKOI en Taiwán, teniendo una especial aceptación los productos de cuero guatemalteco.

Recientemente, gracias al apoyo de la Asociación de Exportadores e Importadores de Taipéi se exhiben en su sede productos de 7 empresas que cuentan con el distintivo “Sello Blanco”, los cuales pertenecen a la iniciativa del Gobierno de Guatemala para apoyar a pequeños productores a exportar sus productos con el mundo.

Nuestros países sostienen una amistad sólida que debe ser aprovechada desde ambas partes en múltiples esferas de influencia. La invitación es a seguir aprendiendo y entendiendo cómo la relación de nuestros países puede seguir creciendo para beneficio mutuo. A la medida que conozcamos más de nuestras potencialidades, podremos construir historias cada vez más exitosas de colaboración.

Como Embajada de Guatemala en la República de China (Taiwán) extendemos una invitación a la industria guatemalteca a permitirnos servirles y acompañarles para acercar recursos tecnológicos, explorar oportunidades comerciales y conectar a la industria guatemalteca al basto mercado asiático. Será un gusto poder servirles. Xie Xie.

Por: Willy Gómez | Embajador de Guatemala ante la Embajada de la República de China, Taiwán.