El comercio electrónico es un aliado para el crecimiento de las empresas

Las nuevas tendencias para las ventas en línea permiten mejorar la experiencia de los usuarios.

A partir del 2020, el comercio electrónico (e-commerce) se convirtió en uno de los principales modelos de consumo, por lo que implementar esta herramienta tecnológica en el ámbito empresarial es indispensable para garantizar la viabilidad de los negocios. De hecho, las ventas en línea garantizan que las organizaciones sean líderes en el mercado.

Se prevé que esta solución tecnológica vaya en aumento. De acuerdo con la consultora internacional Statista, en el 2022 los usuarios de comercio electrónico en América Latina podrían alcanzar los 321 millones. En los próximos tres años, se espera que esta cifra se incremente en un 22%.

Estos datos evidencian que los hábitos de consumo de los clientes han cambiado, de modo que los negocios deben adaptarse. Según estimaciones de dicha consultora, en 2025 los ingresos procedentes de las ventas en internet podrían superar los US$ 4,2 billones a escala global.

El comercio electrónico no solo es un canal de ventas práctico, sino también un medio para conocer los patrones de consumo. De acuerdo con un informe desarrollado por Forrester Consulting en 2021, las corporaciones que se enfocan en la experiencia del cliente incrementaron sus ingresos 1.7 veces más rápido.

Por lo tanto, cualquier negocio –pequeño, mediano o grande– que desee mejorar su competitividad y mantenerse vigente, debe implementar esta tecnología. Asimismo, los ejecutivos deben estar informados de las últimas tendencias del mercado para tomar decisiones estratégicas que favorezcan a la organización, pero sobre todo a los usuarios.

El comercio electrónico no solo es un canal de ventas práctico, sino también un medio para conocer los patrones de consumo”.

¿Cuál es el futuro?

El entorno empresarial está en constante evolución, en especial ahora que la pandemia aceleró la transformación digital. Por lo tanto, conocer las principales tendencias del e-commerce puede ser la clave para diferenciarse de la competencia.

A continuación, se presentan algunas soluciones tecnológicas que se deben tener presentes al momento de desarrollar una estrategia de ventas en línea:

  • Inteligencia artificial. El comercio electrónico proporciona una gran cantidad de datos sobre los consumidores. Analizar esta información permite predecir las acciones de los clientes para ofrecerles una experiencia de compra más personalizada. Gracias al uso de la inteligencia artificial, administrar esta información se ha convertido en una tarea más ágil y efectiva.

Con la implementación de esta solución tecnológica, las corporaciones pueden automatizar acciones relacionadas al procesamiento de datos, la detección de hábitos de consumo, la interacción con clientes y la revisión de informes. Asimismo, mecanizar estos procesos permite que el personal de la empresa destine su tiempo a actividades estratégicas relacionadas con el giro del negocio.

  • Realidad aumentada. La satisfacción del cliente es una prioridad en el comercio electrónico. Por lo tanto, los negocios deben implementar esta tecnología para proporcionar a los usuarios una experiencia innovadora e inmersiva que, además, les brinde más recursos para tomar decisiones.

Describir los productos a los usuarios es un desafío al que se enfrentan los negocios por internet. Según datos de la consultora inmobiliaria CBRE, en 2020,  alrededor del 30% de los productos comprados en línea fueron devueltos, en comparación con el 8-10% de las tiendas físicas. Esto se traduce en gastos adicionales para las compañías. Al proporcionarle más detalles al consumidor se reduce el retorno de los artículos.

  • Transmisiones en vivo. Durante la pandemia, el uso de las redes sociales experimentó un crecimiento significativo. Desde entonces, los negocios emplean las transmisiones en vivo para conectar con los usuarios.

El uso de este formato facilita el proceso de compra, debido a que la experiencia es similar al comercio tradicional. Los clientes tienen la posibilidad de establecer una comunicación bidireccional con los vendedores. Además, se incrementa la confianza de los consumidores por medio de las demostraciones y experiencias compartidas.

Conocer las principales tendencias del e-commerce puede ser la clave para diferenciarse de la competencia”.

Ventajas competitivas

La implementación del comercio electrónico es una oportunidad para aumentar el número de clientes potenciales e incrementar las ventas de las organizaciones. Esta tecnología permite que las compañías ofrezcan sus productos y servicios en cualquier parte del mundo. Además, este modelo de negocio facilita la reducción de gastos, ya que no es necesario contar con una tienda física. Otra ventaja es que proporciona información de los consumidores, lo que permite conocer sus intereses y adelantarse a sus demandas.

Para asegurar la implementación eficiente de esta tecnología se recomienda definir una estrategia de negocio que contemple los canales que se utilizan para vender productos; establecer al cliente como prioridad; y trazar con claridad los procesos de operación y logística para asegurar resultados.

Por: Bernardo González | Director de Managed Services e Innovación de KIO Networks