La GREBLOCK institucionaliza Día Nacional del Block

La Gremial de Bloqueros Industriales de Guatemala (GREBLOCK), adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG), institucionaliza el Día Nacional del Block que se celebrará cada 5 de febrero, ya que luego del terremoto ocurrido en 1976, la reconstrucción del país inició el 5 de febrero de dicho año.

“Como Gremial decidimos institucionalizar este día en esa fecha no solo para que sea un día conmemorativo, sino uno en el que nos unamos como gremio para continuar promoviendo que la población guatemalteca utilice el block normado porque es el único que garantiza resistencia sísmica, es de baja absorción de humedad según norma Coguanor NTG-41054 y contiene aislamiento térmico y acústico”, explica Luis Caná, vocal y vocero de la GREBLOCK.

El sistema de construcción en Guatemala, con el paso de los años ha sido objeto de cambios. A lo largo de los siglos XX y XXI, las edificaciones de bajareque y adobe han perdido vigencia y han sido sustituidas por el block y, en menor escala, por concreto prefabricado.

La innovación arquitectónica vino de la mano de las nuevas tecnologías, pero también ha sido impulsada por los recurrentes eventos sísmicos que, si bien han dejado grandes pérdidas humanas y económicas, también han jugado un papel importante en el desarrollo histórico, arquitectónico y cultural.

“El primer censo de habitación que se realizó en 1981, evidenció que el adobe era el material dominante para la construcción de viviendas. En el siguiente censo, en 1994, el block y el concreto tomaron la delantera, pero fue hasta en el último registro llevado a cabo en el 2020, que se contabilizó un cambio radical en las costumbres constructivas: el 50.1% de casas estaban fabricadas con block, cemento y ladrillo”, dice Luis Alfonso Bosch, presidente de Junta Directiva de CIG.

Cabe resaltar que en el terremoto ocurrido en 2012 se redujo la cantidad de damnificados porque el sistema constructivo ha incrementado el uso de mampostería reforzada de block de concreto.

Aunque hasta la fecha la construcción empírica, profesional, urbana y rural carece de una normativa sismorresistente que exija el empleo de técnicas constructivas, calidad de materiales, estructuras e incluso un terreno apto para edificar, los pobladores se han levantado tras cada desastre.

“En el marco de este día tan especial unimos esfuerzos con HábitatPara la Humanidad Guatemala y con los agremiados, donando los materiales para la construcción de una casa que donaremos a una familia de escasos recursos. Ayer colocamos el primer block de la misma, oficializando la construcción de la vivienda que entregaremos a la familia Juárez del Cid en abril de este año”, expone Juan Luis Carranza, presidente de la GREBLOCK.

Hábitat para la Humanidad Guatemala coordinará la evaluación socio económica de la familia beneficiada y las actividades de construcción, así como la dotación de un filtro purificar para agua y una estufa ahorradora de leña. “Esta alianza representa un paso importante para la construcción en Guatemala, principalmente en un contexto retador y resiliente, demostrado que unidos podemos promover que todas las familias del país habiten en una vivienda digna”, indica Delorean Randich, director nacional de Hábitat para la Humanidad Guatemala.

“La prevención es el mejor aliado que tenemos, por lo que queremos generar conciencia en ello, lo cual lograremos eligiendo productos totalmente certificados. También queremos que cada 5 de febrero todos nos pongamos la camisola por Guate para que continuemos construyendo conciencia”, concluye Carranza.