En portadaHerlindo Herrera, promotor de la producción más limpia

Herlindo Herrera es ingeniero en electrónica con una maestría en administración de negocios con especialización en dirección estratégica. En la actualidad es el gerente general de Grupo Proquirsa –empresa que se dedica a la representación y distribución de productos químicos y materias primas– y presidente de la Gremial de Fabricantes y Distribuidores de Productos Químicos Industriales (GREQUIM), adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG).

En 2015, en representación de GREQUIM, formó parte de una misión promovida por el Banco Mundial que se dirigió a Santiago y Valparaíso, Chile, para conocer los beneficios de hacer un Acuerdo Voluntario de Producción Más Limpia (AVP+L) entre el sector público y el privado.

Actualmente es uno de los promotores y líderes del primer AVP+L firmado por el sector privado, representado por GREQUIM, y el sector público, representado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN). “Este viaje me cambió la vida porque fue allí donde entendí lo que es la producción más limpia. En ese país llevan alrededor de 800 acuerdos voluntarios realizados, los cuales han sido apoyados por su gobierno”, explica.

Herrera constantemente impulsa la responsabilidad ambiental en los agremiados, proponiendo diferentes actividades e iniciativas de producción más limpia para implementar en las empresas.

Producción más limpia

La producción más limpia se define como la aplicación continua de una estrategia ambiental preventiva para aumentar la eficiencia global y reducir los riesgos para los seres humanos y el medio ambiente. Según el entrevistado, cuenta de tres ejes: uso del agua, de la eficiencia energética y de los desechos.

Ésta se sostiene día a día con recordatorios, capacitaciones, estadísticas y compartiéndola en el hogar y con la sociedad, de forma que tanto las empresas como las personas hagan producción más limpia. “El manejo de los desechos es un problema común en la sociedad. Tenemos retorno financiero por hacer producción más limpia también, por lo que el secreto de la misma es monetizarla para hacerla una inversión”, asegura.

Herrera afirma que para lograr la producción más limpia se deben implementar acciones como crear depósitos de basura específicos con colores diferentes e imágenes que creen una separación y vivir la metodología para llevarla a estadísticas y así hacer correcciones.

“Todas las personas pueden hacer producción más limpia: separar los desechos y poner mejores sistemas para gastar menos agua y sensores para ahorrar, pues es el inicio de todo el sistema para llegar a una economía circular; cuando se llega a ella significa que ya no hay basura, vertederos y desechos que paren en calles y ríos”, agrega.

Primer AVP+L firmado en Guatemala

GREQUIM es una asociación gremial formada por 33 empresas que se dedican a la fabricación y suministro de todo tipo de productos químicos para la industria, que busca desarrollar al sector químico en aspectos técnicos, regulatorios y comerciales.

El AVP+L de GREQUIM busca implementar prácticas de producción más limpia en el sector químico de Guatemala con el objetivo de incorporar la sustentabilidad y la eficiencia productiva, integrando una visión sistemática de su actividad que facilite y fortalezca su estrategia de competitividad.

El acuerdo que también busca mejorar la gestión del agua, de residuos sólidos y energética, se dividió en tres grandes fases: proceso de firma, cumplimiento de acciones y monitoreo, y validación. El 24 de agosto de 2016 se firmó el primer AVP+L en Guatemala por parte de GREQUIM, el Programa Nacional de Competitividad (Pronacom), CIG y el MARN.

“El AVP+L es un logro institucional guatemalteco que se consiguió a través de la cooperación público-privada. Es también el primer paso en la senda del mejoramiento continuo que impone un desafío en relaciones prácticas de registro de variables operacionales y ambientales”, dice Herrera, y asegura que la responsabilidad es importante para dar continuidad a este esfuerzo.

A las once empresas adheridas se les brindó apoyo con actividades de sensibilización del AVP+L, de capacitación, de seguimiento y de motivación; se les entregó un listado de proveedores de manejo de desechos sólidos; se les brindó apoyo de forma individual a través de practicantes de la carrera de ingeniería industrial de la Universidad Rafael Landívar de Guatemala (URL); y se les resolvieron dudas de cumplimiento legal ambiental.

“No solo las empresas pueden hacer producción más limpia, ya que como personas también podemos hacerlo”.

“Este se comenzó a realizar durante el gobierno del expresidente Otto Pérez Molina, pero hemos visto que ha sobrepasado autoridades, ya que pasan los gobiernos y el acuerdo sigue vigente. Cada ministro de ambiente que ha llegado lo ha apoyado porque es una herramienta que sí funciona y le da valor a Guatemala”, indica Herrera.

Junto a Pronacom, la GREQUIM fue a Washington D.C., Estados Unidos, para exponer su experiencia con el plan piloto del AVP+L a representantes del Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). “Este acuerdo finalizó de forma satisfactoria. Seguiremos buscando innovar a través de él y vivirlo todos los días”, complementa.

Asimismo, Herrera asegura que la manera correcta de impulsar la responsabilidad ambiental es poniendo el ejemplo e incentivando a las personas a hacerlo con constantes recordatorios.

Por: María Fernanda Roca | Coordinadora de Contenido Editorial de CIG

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin