Comprar barato no siempre es sinónimo de ahorro

¡Cuidado! Puede que esté comprando producto falsificado y poniendo en riesgo su calidad o servicio.

Una conducta empresarial responsable puede generar negocios exitosos. Desde la Comisión de Defensa del Comercio Formal (CODECOF) impulsamos y concientizamos sobre la importancia y el valor de un negocio desarrollado bajo buenas prácticas empresariales, previniendo que las empresas se envuelvan en acciones dañinas como la adquisición de materias primas y de productos falsificados o adulterados.

“La calidad se recuerda mucho después de haber olvidado el precio” es una frase que alude a que, al adquirir un producto, por muy barato que sea, no siempre tiene garantía. En la mayoría de casos nuestros actores principales son falsificadores con gran astucia que, fuera de imitar un producto, buscan generar ganancias de forma fácil.

El comercio ilícito en Guatemala es una problemática que debe tratarse con urgencia. Aunque corrupción y comercio ilícito no son sinónimos, evidencian el actuar de las instituciones públicas y de sus funcionarios. Es por ello que un compromiso clave de Cámara de Industria de Guatemala (CIG) es liderar toda acción y solicitud que afecte el crecimiento de la economía del país. El comercio ilícito deteriora la competitividad de empresas socias y de toda la industria y socaba el desarrollo del país.

En CODECOF atendemos de forma estratégica cada ilícito que afecta a la industria. La falsificación y adulteración de productos afecta al consumidor final y les genera un daño reputacional a las marcas. Por ejemplo, cuando las empresas adquieren suministros para la producción que pueden sustituirse por falsificaciones o cuando colocan repuestos de origen falso que, por un mal rendimiento o desperfecto, ponen en riesgo al personal y a las máquinas. El no pagar garantías representa un peligro en las cadenas de producción, lo cual es una conducta ilegal y poco ética.

Dentro del tercer informe anual del Ministerio Público (MP) del periodo 2020-2021, la Fiscalía contra la Propiedad Intelectual informó que de abril de 2020 a marzo de 2021 incautaron más de 3 mil 400 medicamentos falsificados; recibieron 322 denuncias por productos falsificados; y realizaron 23 allanamientos y 39 operativos. Asimismo, la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL), en su informe publicado en mayo de 2020, “La amenaza mundial de los medicamentos falsos en tiempos de la covid-19”, enfatiza que hay una evolución prevista a corto y mediano plazo de tráfico fraudulento de equipo de protección individual, medicamentos retrovirales y venta de producto falsificado en línea, entre otros. Esto evidencia lo que en la actualidad se vive en el país: comercio en línea o en redes sociales que ofrece producto falsificado y sin garantía.

El covid-19 generó cambios radicales en el comercio y dejó una gran oportunidad para que el contrabando, la defraudación y la falsificación perpetrarán con más fuerza. Es aquí donde una industria resiliente debe reforzar principios y políticas relacionadas a transparencia, ética y gestión de riesgos, no solo para sus obligaciones legales sino como un elemento integral de una buena gestión.

El valor agregado del servicio es y siempre será la calidad y garantía.

Por: Muriel Ramírez | Coordinadora técnica – ejecutiva Comisión de Defensa del Comercio Formal de Cámara de Industria de Guatemala