GuateÍntegraOpiniónTransformación e innovación para promover la ética empresarial

Desarrollo, competitividad y fortalecimiento institucional.

La integridad es un valor, pero también debe ser una habilidad. Existen varias definiciones de la palabra integridad; hay una que particularmente llama la atención: “es la capacidad de actuar de manera coherente con lo que decimos y con lo que consideramos importante”.

En empresas la integridad se puede definir como la alineación entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos. Está frase es lo que mueve a Guateíntegra –programa que Cámara de Industria de Guatemala ha liderado desde el año 2017. El concepto resulta simple, pero no es fácil de aplicar, por el contrario, es una tarea compleja que necesita compromiso, voluntad y deseo de promover ejemplo desde la más alta dirección.

Desde su lanzamiento, Guateíntegra ha centrado sus esfuerzos en ejecutar un plan de acción que contribuye al desarrollo, la competitividad y al fortalecimiento institucional de Guatemala, promoviendo un cambio de comportamiento hacia una cultura de cero tolerancias a la corrupción.

Asimismo, Guateíntegra inspira a las empresas a ser innovadoras y éticas. La manera en la que las corporaciones pueden aportar a este propósito es trabajar de forma consistente y comprometida en fomentar una cultura interna en la que se vivan los valores institucionales, pues se convierten en la forma de actuar de los colaboradores, de sus familias y de la sociedad.

Todas las empresas pueden desarrollar ideas innovadoras que permiten implementar estrategias de ética empresarial, la cual nos reta como personas, empresas y sociedad. ¡Aprovechemos esa oportunidad!

Las tres razones principales por las que vale la pena desarrollar esta habilidad son:

  1. Ayuda a eliminar la incertidumbre. Una persona con integridad ha puesto en práctica los valores en su vida, por lo que decide acorde a lo que piensa.
  2. Actuar con integridad nos lleva a sentir orgullo y paz y nos permite sentir tranquilidad con las decisiones que tomamos.
  3. Genera confianza, respeto y admiración en los demás. Una persona con integridad es digna de confianza y lo proyecta.

¡No dejemos pasar la oportunidad de fortalecer con liderazgo la cultura de ética empresarial! Es oportuno agradecer el liderazgo, energía y compromiso de Javier Zepeda, quien fungió como director ejecutivo de CIG del 2008 al 2021, en Guateíntegra porque deja un legado para el sector industrial y para el país.

Por: Astrid Perdomo
Coordinadora de Sostenibilidad
Cámara de Industria de Guatemala

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin