Realizan conferencia virtual para conocer la situación económica de Guatemala

“Perspectivas económicas para 2022 y panorama actual”.

Cámara de Industria de Guatemala (CIG) junto a Central American Business Intelligence (CABI, por sus siglas en inglés) realizó la conferencia virtual “Perspectivas económicas para 2022 y panorama actual”, en la que Paulo De León, director de inteligencia económica y financiera de CABI, habló acerca de la situación económica de Guatemala y la influencia del panorama mundial.

“La industria de Guatemala representa cerca del 24% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Asimismo, generamos el 15% de los empleos formales más toda la red de externos y subcontratistas que mueve la industria. Las perspectivas económicas son buenas para Guatemala, sin embargo, afrontamos retos como la inflación, lo que se traslada a incremento de precios porque todo se encarecerá” dice Luis Alfonso Bosch, presidente de CIG durante la iniciación de la conferencia.

Paulo De León compartió las cuatro temáticas que prevalecerán durante los próximos 12 meses, las cuales son elementos claves que deben considerarse para visualizar el 2022:

  1. Movilidad económica. “Se ha recuperado la movilidad, lo que es una excelente noticia porque a pesar de que tenemos la variante Delta encima, la parte económica se sigue moviendo bastante bien. Creamos que la vacunación está funcionando y las empresas han cambiado con tal de darle seguridad a sus empleados y de no dejar de desabastecer a sus clientes”, dijo.
  2. Estado de la economía de Estados Unidos. La actividad económica de Estados Unidos colapsó en un casi 30%, pero ya se recuperó, en parte por un rebote aritmético. “Se generó una estampida durante marzo y abril, pero la situación ya viene en una desaceleración o búsqueda de un crecimiento que es el que se quedará después de la crisis”, aseguró.
  3. Inflación. La historia de los próximos tres años aproximadamente es el tema inflacionario, ya que de él dependen las políticas que implemente la reserva federal. “Viene una desaceleración mundial que hará que los precios caigan”, aseveró.
  4. En el 2022 viene una desaceleración mundial provocada por el escenario inflacionario. “Estados Unidos, Latinoamérica y, por tanto, Guatemala, perderán la mitad de su velocidad de crecimiento, porque no se ve una fuerza interna que permita ir contra la corriente”, indicó.

Fenómeno inflacionario

La inflación que estamos viendo hoy es producto de una mezcla de problemas de oferta y demanda y de impresión de dinero, lo que genera un shock de oferta. “Estamos viviendo un cambio de cuarenta años no visto”, dijo.

Según cálculos del Deutsche Bank (Banco de Alemania), el 95% de la deuda neta emitida este año por el gobierno de Estados Unidos ha sido comprada por la reserva federal. Es decir, todo el déficit fiscal de este año del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue financiado por la creación de billete sin respaldo por parte de la reserva federal. Deutsche Bank dice que la historia macroeconómica que definirá la década es la inflación.

“De cada dos dólares que circulan en el mundo hoy, uno fue creado en los últimos nueve meses. Es una monetización nunca antes vista, por lo tanto, es lógico esperar inflación”. Cuando se crea dinero artificialmente se pasa a un periodo de ajuste de precios en el que todo se traslada al consumidor final. Luego las personas empiezan a tomar decisiones ante el nuevo set de precios y, por lo tanto, se cae la demanda. “Cuando algo sube de precio, demandamos menos, entonces se genera la desaceleración, eso lo veremos en 2022”.

Guatemala posee una macroeconomía fiscal, financiera y de crecimiento de inversión buena, lo que garantiza estabilidad en afrontar el problema de los precios de una mejor manera. “Aquí no hay que subir impuestos, el gobierno no tiene que entrar en ajuste fiscal fuerte y no tenemos depreciación de moneda, lo único que tenemos que afrontar es el aumento de precios mundiales”, explicó.

Paulo De León, concluye que Guatemala va a recuperarse bien, pero que existe cierto pesimismo por el panorama mundial económico, producto de una inflación global que ejercerá una fuerza de gravedad sobre las economías mundiales y sobre los presupuestos familiares. Esto generará pérdida de poder adquisitivo y menos demanda de productos durante el 2022. “Guatemala tiene tres cosas buenas: buena macroeconomía, remesas creciendo y productos de exportación con precios altos creciendo, por lo que el panorama del país para el otro año es bueno. El tipo de cambio lo vemos super estable para los próximos meses también”, dice.