En portada3 proyectos que han dejado huella en el medioambiente

Ganaron el Premio Industrial 2019 categoría Ambiente.

Tres empresas fueron galardonadas con el Premio Industrial 2019, en la categoría Ambiente (dividida por tamaño de compañía). Entregado el 16 de octubre en el cierre del XIV Congreso Industrial 2019, actividad que se realizó como parte de las actividades de celebración del 60 aniversario de Cámara de Industria de Guatemala (CIG).

Proyecto Acumuladores Iberia

(pequeña empresa)

Proceso de reacondicionamiento del líquido electrolito de las baterías ácido plomo usadas (BAPU´S)

Acumuladores Iberia, S.A.  fue fundada el 10 de septiembre de 1961, con el objetivo de fabricar baterías ácido plomo. Desde entonces, la empresa ha evolucionado de tal manera que a partir de 1994, dejó de fabricar baterías ácido plomo y estableció el área de comercialización, la cual se ocupa actualmente de la importación, almacenaje y venta de las baterías ácido plomo nuevas, dejando un área específicamente para el reciclaje, y así cumplir con la responsabilidad extendida del productor, de cerrar el ciclo de vida del producto.

Los ganadores explicaron que la contribución a la contaminación hídrica en Guatemala por malas prácticas de exportaciones irregulares (tráfico ilícito, según el Convenio de Basilea) hacia destinos lejanos a instalaciones ambientalmente irresponsables (plantas no autorizadas) se cuantifica de la siguiente manera:

El líquido electrolito contenido en un batería ácido plomo usada (BAPU) contamina 600 litros de agua. En Guatemala se han generado ocho millones 544 mil 496 baterías automotrices según datos actualizados de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), del 1 de enero 2016 al 31 de julio 2019. Esto equivale a 45 mil 311 toneladas métricas de baterías ácido plomo usadas.

Lo anterior ha generado ocho mil 156 toneladas de ácido sulfúrico rebajado al 22%. En consecuencia y partiendo de la cifra del párrafo anterior el potencial de contaminación hídrica es de cinco billones 126 millones 697 mil 600 litros.

Acumuladores Iberia, S.A. a través de su proyecto de reacondicionamiento del ácido sulfúrico contenido dentro de las baterías ácido plomo usadas, ha recibido en su planta, en el mismo período de tiempo, un total de 955 mil 240 BAPU´s, lo que es igual a 15 mil 197 toneladas. Esto significa que han reacondicionado 2 mil 735 toneladas métricas de ácido, evitando la contaminación de 573 millones 144 mil litros de agua.

A través de este proyecto, Acumuladores Iberia ha colaborado con las industrias que utilizan el ácido sulfúrico diluido al 20% ± 2% para sus procesos. Debido a la legislación sobre precursores, la comercialización de ácido sulfúrico al 98% es un gran desafío para las industrias nacionales que lo utilizan. Con esto han evitado a la industria guatemalteca el riesgo laboral, ya que diluido es menos peligroso en el manejo para sus colaboradores y el entorno ambiental.

Asimismo, han generado una estrategia institucional que permite que el total de las baterías ácido plomo usadas generadas en el mercado de reposición guatemalteco, lleguen a la planta de reciclaje de Acumuladores Iberia para su disposición final ambientalmente responsable. Con esto han contribuido a reducir la contaminación hídrica en el país.

 

Sistema de Gestión Ambiental de Sacos del Atlántico

(mediana empresa)

Sacos del Atlántico se ha propuesto llevar la responsabilidad ambiental más allá de los límites convencionales de sus actividades industriales y comerciales. A la fecha, han continuado con sus iniciativas de producción más limpia, protección de bosques y fuentes de agua, a través de sus programas de reforestación, educación ambiental y medición de huella de carbono.

Las iniciativas de Sacos del Atlántico están dirigidas al cierre de ciclos de materiales, priorizando la prevención ambiental, el tratamiento con ciclo cerrado y lograr una gestión que sobrepase sus límites de operación, dirigiendo esfuerzos para el resguardo del bosque y fuentes de agua en la localidad.

La empresa fue fundada originalmente bajo el nombre Samcarsa en 1986. Con el fin de modernizarla con nuevas instalaciones y maquinaria, además de brindar oportunidades de trabajo en la región oriente, la planta actual fue fundada en 2006 en Santa Cruz, Río Hondo, Zacapa. Ahí se fabrican bolsas para la industria del cemento, cal, construcción y alimentos.

Mauricio  Castillo es el gerente general de Sacos del Atlántico, y según comentó, desde su creación

 la empresa ha estado enfocada en la gestión ambiental y en los últimos años se ha hecho énfasis a:

  • Disminuciónde la huella de carbón.
  • Disminución de utilización de agua en procesos industriales, a través de controles más estrictos y reutilización.
  • Gestión de desechos sólidos y orgánicos.
  • Disminución de energía, a través de utilización de luminarias y acondicionamiento de áreas más eficientes.
  • Estricto control en la utilización de materias primas de fuentes certificadas, sostenibles y biodegradables.

De acuerdo con Castillo, compararse con otras empresas similares del sector, les ha servido de parámetro para entender dónde se encuentran y buscar la mejora continua en la gestión ambiental.

Programa Verapaz Verde

(gran empresa)

CMI Energía, Complejo Hidroeléctrico Renace

CMI Energía es una empresa comprometida con la generación de energía limpia primordialmente para la región de Centroamérica.  Actualmente, es el mayor generador privado de energía renovable en Guatemala, con una capacidad instalada de 301MW en el Complejo Hidroeléctrico Renace. Este se compone de cuatro hidroeléctricas en cascada para la producción en cadena, utilizando la fuerza del agua de forma continua en la zona riscosa de las Verapaces, tres centrales hidroeléctricas sobre el río Cahabón, una sobre el Canlich, todas en San Pedro Carchá, Alta Verapaz.

El sistema de gestión ambiental de CMI Energía se basa en tres niveles: cumplimiento legal, implementación de mejores prácticas y trascendencia ambiental. En este último se implementan iniciativas y programas en conjunto con los diferentes actores de la cuenca de los proyectos. Estos tienen como objetivo conservar, proteger y recuperar los ecosistemas, a su vez se promueve el desarrollo en las comunidades.

De acuerdo con Carlos Mérida, gerente de medioambiente y gestión social, CMI Energía es una empresa comprometida con la generación de energía limpia. Con pasión por la sostenibilidad y comprometida con el desarrollo de las comunidades en las que opera, constituye la unidad de negocios de energía de Corporación Multi Inversiones (CMI).

A decir del entrevistado, están comprometidos con ser reconocidos a nivel regional, como el principal centro de excelencia en prácticas ambientales del sector energético. Cuentan con un Sistema de Gestión Ambiental robusto, en el que han invertido recursos humanos y económicos en diseño, implementación y funcionamiento. Además, consideraron la inclusión de estándares internacionales que pueden ser verificables.

Entre otras acciones están los proyectos de restauración ecológica, monitoreo de calidad de agua en línea, sistemas de gestión ambiental bajo la norma ISO 14001:2015, gestión de residuos, entre otros. En la parte superior de la pirámide, se tiene el eje de trascendencia ambiental, en el cual se implementan iniciativas y programas en conjunto con los diferentes actores de la cuenca de los proyectos, los que tienen como objetivo conservar, proteger y recuperar los ecosistemas, a su vez que se promueve el desarrollo en las comunidades.

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin