Pollo Campero trasciende fronteras con su sabor y cultura de servicio

En una historia que comenzó en 1971, con una visión audaz y su característico sabor tierno, jugoso y crujiente, Pollo Campero se ha convertido en una marca icónica que ha dejado una huella sustancial en los países centroamericanos y mucho más allá. En sus más de 50 años de experiencia, ha florecido para convertirse en una cadena de éxito que posiciona a Corporación Multi Inversiones (CMI) como referente que continúa llevando esa tradición y confianza a sus consumidores.

Con una trayectoria cimentada en su pasión por el cliente y su cultura de servicio, Pollo Campero se ha erigido como un líder en el mercado de pollo frito en América Latina, sirviendo a más de 80 millones de personas anualmente. Con su gran legado, ha logrado conquistar diferentes mercados y consolidado su expansión. Lo que comenzó como una cadena de restaurantes en Guatemala, ha crecido para convertirse en una marca que se extiende por países como El Salvador, Honduras, México, Ecuador y Estados Unidos, entre otros.

Año récord en aperturas

El 2023 ha marcado un hito importante para Pollo Campero, pues ha sido un año récord en aperturas de nuevos restaurantes en Guatemala. En lo que va del 2023, se han abierto un total de 12 nuevos restaurantes, algunos de ellos en lugares simbólicos como Totonicapán, un sitio especial por ser donde su fundador inició las operaciones de CMI. El año finalizará con 14 nuevos restaurantes en Guatemala. En el caso de México, tras 22 años de presencia en Tapachula, se da la renovación de marca, que incluye una refrescada imagen de restaurante, así como un menú totalmente renovado manteniendo siempre al centro, la receta y sabor único del pollo frito.

En Estados Unidos, la marca cuenta con 90 puntos de venta en la actualidad, ganándose un lugar entre los 25 mejores restaurantes en el competitivo mundo de la comida rápida de Estados Unidos, de acuerdo con Business Insider y Restaurant Business. Con sus tradicionales platillos e ingredientes de calidad, ofrece también un menú acorde a los gustos y preferencias del mercado local. Gracias a ello, ha ganado el corazón y el paladar tanto de la comunidad latinoamericana como de la población en general en este país, ofreciendo una experiencia culinaria sin igual.

Su camino hacia la expansión en Estados Unidos va más allá de llevar su tradición y sabor local a nuevas tierras, pues busca representar con orgullo a Centroamérica en el escenario internacional. Con un plan de crecimiento para alcanzar 200 restaurantes en el país para 2025, gracias al apoyo de su clientela fiel, refleja este deseo de compartir la esencia de la región con el mundo entero. En el corazón de Manhattan, por ejemplo, dos puntos de venta marcan su expansión en el país norteamericano.

Un legado de tradición, sabor y pasión

Con ese espíritu en mente, la marca se ha dedicado a brindarle a sus consumidores experiencias gastronómicas excepcionales. La adaptación a las demandas cambiantes de los clientes es un pilar fundamental para Pollo Campero. Ha integrado exitosamente la modernización de sus canales de servicio, fortaleciendo su presencia digital a través de la App Campero y su página web. Este enfoque en la omnicanalidad ha sido vital para brindar comodidad y opciones rápidas y eficientes a sus clientes, mejorando su experiencia y fortaleciendo aún más su preferencia por la marca.

Pollo Campero es mucho más que una cadena de restaurantes: es un legado de pasión por el cliente, por la tradición y por el sabor. Su expansión local e internacional son un testimonio de su capacidad de conectar con los consumidores a nivel global. El viaje de esta marca es un recordatorio del poder de la dedicación a la excelencia en la construcción de una marca que trasciende fronteras, extendiendo su calidez y sabor por más de 50 años y los que han de venir.

Por: Corporación Multi Inversiones (CMI)