I&N EspecialesLa aplicación de la economía circular en la MIPYME

Según información del Ministerio de Economía (MINECO) del 2019, el 95% de las empresas en Guatemala –el equivalente a 500 mil empresas–, son micro, pequeñas y medianas (MIPYME).

Medio millón de actividades empresariales que ofrecen diferentes servicios y productos, que requieren recursos como materiales, agua, energía, combustibles, químicos, empaques y sistemas de transporte para su distribución y comercialización, aportan a la satisfacción de necesidades, economía y empleo, entre otros. Como toda actividad humana, también se relacionan con el ambiente y se basan en la cultura de trabajo y las capacidades técnicas y administrativas.

En los últimos cinco años se ha promovido cada vez más el concepto de economía circular en Guatemala, el cual puede ser aplicado en la MIPYME, considerando sus capacidades administrativas y la facilidad de implementar cambios de gran impacto en periodos muy cortos de tiempo.

La economía circular incluye diferentes acciones para su aplicación en la MIPYME: eficiencia de recursos, uso de materiales y energía más amigables con el ambiente, cierre de ciclo de materiales y evolución del modelo de negocio, bajo la perspectiva del encadenamiento verde.

A continuación, se comparten algunas recomendaciones para que la MIPYME implemente acciones encaminadas a la circularidad:

  • Aumentar la eficiencia, usar lo mejor posible las materias primas, agua, energía, combustibles, empaques y productos químicos, así como priorizar las acciones que no requieren mayor inversión, generalmente enfocadas en mejorar controles.
  • Hacer un análisis de materiales y materias primas, energía, productos químicos y sistemas de empaque para encontrar opciones más amigables con el ambiente, ya sea porque tienen menos impactos negativos en su producción o porque el manejo de sus residuos y desechos son menos complejos. Antes de sustituir, hacer todo lo posible por optimizar.
  • Al realizar el análisis de sustitución de materiales se presenta la oportunidad de eco diseñar el producto o servicio, con lo que, además de utilizar elementos más amigables con el ambiente, se pueden realizar mejoras en el proceso, eliminando pasos y corrigiendo el sistema de embalaje y empaque.
  • Tener emisiones y desechos en menor cantidad y con características menos complejas desde el punto de vista ambiental, permite aplicar alternativas de tratamiento y disposición final con enfoque de cierre de ciclo.
  • La evolución del negocio es uno de los valores más interesantes de la economía circular y no es tan fácil de lograrlo, pero es aplicable para cualquier tamaño de empresa. El propósito es encontrar oportunidades para modificar los procesos con los proveedores y clientes, enfocadas en mantener los materiales entre las partes.

En los últimos cinco años se ha promovido cada vez el concepto de economía circular en Guatemala”.

La economía circular busca que, al tomar un elemento de la naturaleza, se utilice de la mejor manera posible y que se mantenga el máximo tiempo dentro del ciclo de valor, dando prioridad a los ciclos internos y después al ciclo abierto con su proveedor y cliente. El reciclaje, por medio de terceras partes, es una segunda opción en la economía circular, ya que el principal interés es que los elementos mantengan su valor sin requerir transformación adicional.

La implementación de la economía circular en la MIPYME, a medio plazo es estratégica porque fortalece su crecimiento, y a largo plazo, porque logra que las futuras grandes empresas tengan más experiencia y desarrollo en el tema ambiental.

Por: Luis Muñoz | Director Ejecutivo del Centro Guatemalteco de Producción más Limpia (CGP+L)

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin