La importancia de admitir dispositivos móviles en las compras en línea

El internet nació el 31 de diciembre de 1983, cuando ARPANET implementó TCP/IP como protocolo de comunicaciones para la computación distribuida. Curiosamente, la primera venta en línea se realizó solo seis semanas después, en el Día de San Valentín. Sin embargo, no fue hasta que la base instalada de teléfonos inteligentes alcanzó una masa crítica que la industria del comercio electrónico realmente explotó.

El auge sin precedentes de los dispositivos móviles en todo el mundo ha alterado los hábitos de compra de toda una civilización. La conveniencia, la velocidad y la facilidad de acceso del teléfono inteligente han resultado irresistibles para los consumidores de todo el mundo. En Guatemala contamos con más teléfonos inteligentes que habitantes.

Las estadísticas de comercio electrónico revelan una mayor utilización en el sector minorista para atracción del consumidor. La compra y venta en línea se está convirtiendo rápidamente en el nuevo estándar en las compras de los consumidores. El volumen en venta, ya sea medido por las transacciones en línea o en quetzales, se ha convertido en una competencia cada vez más seria y poderosa para los minoristas en línea y ha abierto la puerta a una innovación sin precedentes.

El auge sin precedentes de los dispositivos móviles en todo el mundo ha alterado los hábitos de compra de toda una civilización”.

Estadísticas clave sobre el comercio electrónico:

  • Las tarjetas de crédito son el método de pago más popular para comprar en línea, seguidas de las billeteras electrónicas y las tarjetas de débito.
  • Las estadísticas globales de compradores reflejaron que las ventas de comercio electrónico alcanzaron los 4,92 billones de dólares en 2021.
  • Amazon, el minorista de comercio electrónico más grande del mundo, ganó $386,064 mil millones en 2020. Entre septiembre de 2020 y de 2021, ese número creció a la asombrosa cifra de $457,965 mil millones.
  • China es el mercado de comercio electrónico más grande, con $ 672 mil millones en ventas en línea.
  • Se estima que el 95% de todas las compras se realizarán en línea para 2040.

Las compras en línea son más que una industria emergente, pues ya es una de las formas más importantes para que las empresas grandes y pequeñas lleguen a los clientes, quienes en la actualidad tienen más poder, el cual crece a medida que aumenta la cantidad de compradores en línea.

Si se cree en las proyecciones del tamaño del mercado de comercio electrónico, las compras digitales seguirán cobrando más importancia. La satisfacción del consumidor es lo que hace o deshace cualquier negocio en línea, sin importar su tamaño.

Por: Melanie Müllers | Ph.Dc.