Las acciones efectivas representan el verdadero combate al comercio ilícito

¿Estamos en ese punto?

El Centro de Análisis contra el Comercio Ilícito de la Comisión de Defensa del Comercio Formal (CODECOF) lanza estimaciones sobre el valor que representan las mercancías contrabandeadas al cierre del 2021.

Central American Business Intelligence (CABI, por sus siglas en inglés), por tercer año consecutivo presentó un análisis a Cámara de Industria de Guatemala (CIG). Las estimaciones de contrabando a diciembre del 2021, con más de Q25 mil millones, representan las mercaderías contrabandeadas. Dicho monto simboliza el 4.2% del Producto Interno Bruto (PIB) no facturado, traducido en un valor agregado de 0.8% del PIB que se ve perdido para el país. Esto figuraz una merma en el crecimiento económico guatemalteco por el contrabando en torno a 1% anual.

Entre los análisis gestionados por la CODECOF y presentados en el Centro de Análisis contra el Comercio Ilícito a través de un dashboard, se visualiza el comportamiento del comercio ilícito del 2019 al 2021 con datos recopilados desde las instituciones vinculadas a las acciones en contra de estos flagelos. Se presenta una reducción del 12% del 2020 al 2021 sobre las incautaciones realizadas.

El valor de las mercancías incautadas en el 2020 fue del 20.55%, conforme al 2019, pero con un valor del 67% de impuestos dejados de percibir. De enero a octubre de 2021, conforme al 2020, se registró un 58.46% del valor de mercancías incautadas y un 40% de los impuestos dejados de percibir.

El impacto de la pandemia mermó el valor de las mercancías incautadas y no necesariamente por el incremento de acciones, sino por las restricciones impuestas por las autoridades a través de los estados de excepción en el marco de la ley de orden público que limitaron la circulación vehicular y de personas.

Distribuido en un mapa de calor, se demuestra que el Nororiente es la región con más impuestos dejados de percibir por lo incautado, seguidamente del Occidente.

Los datos de mercancía incautada de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) no se entrelazan en la ubicación territorial con los delitos reportados por contrabando del Ministerio Público (MP), ya que la región Central concentra el mayor número de delitos por contrabando y el Nororiente la mayor cantidad de valor en mercancía incautada y en impuestos dejados de percibir.

Lo anterior indica que debe mejorarse la coordinación en operativos interinstitucionales entre ambas instituciones para que puedan prevenirse y disminuir los flagelos de defraudación y contrabando aduanero según los criterios de priorización y focalización territorial que reportan.

Por: Muriel Ramírez | Coordinadora Técnica – Ejecutiva Comisión de Defensa del Comercio Formal de CIG