EconomíaÍndice de Confianza de la Actividad Económica (ICAE)

Una herramienta para formar expectativas de la economía guatemalteca.

Colaboración especial: Wagner Meneses / economista
meneses.wagner@gmail.com

El Índice de Confianza de la Actividad Económica (ICAE) es un instrumento estadístico que sirve para medir la percepción de los agentes económicos, con base a una encuesta mensual realizada a un panel de analistas del Sector Privado guatemalteco, seleccionado por el Banco de Guatemala, lo que permite revisar el nivel de confianza para los siguientes 6 meses y su efecto directo en la economía.

De manera que se constituye en un insumo importante para el análisis del estado actual y previsiones de la economía guatemalteca. Para la construcción de los indicadores, las respuestas cualitativas se convierten en cuantitativas, empleando diversas metodologías, que, para el caso de Guatemala es conocida como balance de respuestas, lo que concretamente se refiere a la utilización de los porcentajes de respuestas, no ponderados, para la construcción de un indicador.

En enero 2019, el Banco de Guatemala (Banguat) realizó ajustes a la metodología de cálculo, el cual se basa en subíndices construidos para cuatro preguntas, mismas que resultan de realizar un balance entre la proporción de las respuestas positivas y negativas a cada pregunta, entre el total de respuestas, al cual se le suma una constante de 100 con el propósito de evitar cantidades negativas.

Los cuatro subíndices se promedian y el ICAE resulta de expresar dicho valor promedio como porcentaje; las preguntas planteadas al panel son:

¿Cómo considera que evolucione el clima de los negocios para las actividades productivas del Sector Privado en los próximos seis meses en comparación con el mismo período pasado?, cuyas opciones de respuesta son: mejorará, igual o empeorará

¿Considera usted que actualmente la economía del país está mejor que hace un año?, donde las posibles respuestas son: sí o no

¿Espera usted que la evolución económica del país mejore durante los próximos seis meses?, las opciones de respuesta son: sí o no

¿Cómo considera que sea la coyuntura actual de las empresas en el país para efectuar inversiones?, puede responder entre buen momento, no está seguro o mal momento.

Al analizar la trayectoria del ICAE para el período 2012-2020, con base a sus variaciones porcentuales interanuales, se observaron 5 ciclos, los que a su vez para considerarse como tal deben tener las fases o etapas de:

Expansión, cima, desaceleración y valle.

El primero fue del período de enero 2012 a diciembre 2014; el segundo, de enero 2015 a junio 2016; el tercero, de julio 2016 a abril 2019; el cuarto, de mayo 2019 a febrero 2020; y el quinto, de marzo 2020 en adelante.

El comportamiento oscilatorio está relacionado con acontecimientos económicos y políticos, internos o externos, que inciden en el nivel de confianza de la actividad económica. Que para el período de referencia destacan las variaciones en:

El tipo de cambio, alzas en la inflación, movimientos en la tasa de interés líder, acontecimientos políticos de 2015, elecciones generales, inestabilidad en los precios internacionales del petróleo, entre otros.

Para el período de 8 años analizado, el índice más alto que se registró fue en marzo 2012, con 80.77 y el más bajo fue en octubre 2017, con 20.84.

Es importante destacar la estacionalidad que este índice presenta durante el período 2012 a 2020, ya que es muy notorio que el panel, a partir de agosto de cada año mejora sus expectativas para los siguientes 6 meses. Lo cual se puede explicar por el entusiasmo que expresan muchos productores para la época de fin de año y primeros meses del siguiente.

Para el caso de este artículo, con base a los índices mensuales publicados por el Banguat, se analizó la estacionalidad con la técnica de ajuste estacional y con el programa econométrico EViews para tener certeza del comportamiento estacional de la variable.

Durante 2020 el ICAE en promedio fue de 49.50, menor al promedio de los últimos 10 años (50.50), donde el mes más bajo fue abril, cuyo índice fue de 32.64. Lo cual se explica por la incertidumbre provocada por las medidas adoptadas por el Gobierno en respuesta a la contención de la pandemia por el coronavirus. En septiembre se presentó un repunte debido a la reapertura de la economía.

Durante 2020, 5 meses estuvieron en la zona de expansión, lo que significa que para los siguientes 6 meses se espera mayor dinamismo para la actividad económica y 7 meses en la zona de contracción.

Con base a los resultados de la encuesta Expectativas económicas que realizó el Banco Central en diciembre 2020, el panel de analistas privados manifestó que los principales factores que podrían incidir en el ritmo de la actividad económica 2021 son:

El desempeño de la política fiscal, la estabilidad en el nivel general de precios, la trayectoria de los precios de los combustibles, la estabilidad en el tipo de cambio nominal, la evolución del precio internacional del petróleo, el fortalecimiento del mercado interno y el nivel de las tasas de interés.

También para la construcción del ICAE, el panel indicó que para los primeros 6 meses de este año, espera que mejore el clima de negocios, que evolucione la economía y de acuerdo con la coyuntura económica actual, no hay certeza para efectuar inversiones.

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin