I&N EspecialesSectores de la industriaCómo combinar o migrar de ventas físicas a online

Es importante tomar en cuenta aspectos importantes como las pasarelas de pago y factura electrónica.

Estamos en el momento indicado! no creo que haya existido mejor momento en la historia que el actual para migrar de ventas físicas a ventas en línea. O realizar una combinación.

Por la pandemia que estamos viviendo, ya no es opcional el vender en línea, es obligatorio; ya no es opcional el innovar, y es que si no lo hacemos veremos fallecer a muchas empresas.

El contexto actual no significa que vayan a colapsar las economías del mundo, significa que solo sobrevivirán y triunfarán aquellos negocios que tengan la habilidad de innovar y cambiar rápidamente.

Los modelos tradicionales de negocios han estado en constante transformación y cambio en los últimos años. La pandemia vino a acelerar estos cambios y a dar de baja a aquellos modelos de negocio que simplemente ya no van o que deben evolucionar; esto pertenece a un proceso de cambio que es inevitable.

Un vistazo a Latinoamérica

Adentrándonos al buen funcionamiento del comercio en línea, no solo es importante que una empresa tenga acceso a vender a través de un marketplace o que haya construido una tienda en línea, también juegan un factor muy importante las pasarelas de pago y empresas que ofrecen el servicio logístico. Es importante tomar en cuenta que vivimos en un mundo que valora la inmediatez, y esto se refleja en el e-commerce. Latinoamérica en general ha estado muy atrasada en la adopción del cibercomercio y se debe, en parte, a la gran cantidad poblacional que no está bancarizada y la poca penetración de tarjetas de débito y crédito, así como un alto grado de desconfianza en la realización de compras de este tipo.

En mercados como el nuestro es sumamente importante realizar modelos híbridos de comercio electrónico. Es decir, que los usuarios compran por Internet, pero pagan en efectivo.

Debido a la pandemia, el comercio digital en Guatemala se ha visto beneficiado y las empresas se han acoplado muy bien, teniendo un crecimiento en los últimos tres meses, de entre 300% y 500%.

En Guatemala y el resto de países de Latinoamérica seguiremos viendo un incremento de ventas en línea. Y dependiendo de la duración de la pandemia, es posible mantener esta tendencia en un largo plazo y que no solo sea un fenómeno temporal.

¿Cómo combinar o migrar?

Una de las primeras recomendaciones es adaptarse rápido y no complicar el proceso, es importante seleccionar una empresa que nos ofrezca una gama de herramientas para no tener que evaluar muchas opciones.

Hay empresarios que deciden contratar a un desarrollador para armar su página en línea (esto puede tardar meses), y luego contratar a una empresa que brinde el servicio de pasarela de pagos, para después contratar a la empresa logística. Es buena opción, pero toma tiempo y recursos.

Para evitar lo anterior, existen empresas que ofrecen todas estas opciones rápidamente sin necesidad de ir a cada una y tardarse meses en empezar.

Para migrar de ventas físicas a ventas en línea o combinadas, es necesario tener en cuenta la omnicanalidad, que no es más, que muchos canales diferentes de ventas. Para hacer una transición exitosa es necesario:

  • Tener una tienda en línea, la cual debe ser promocionada en Facebook e Instagram, dependiendo de su negocio y el análisis de cuál conviene más.
  • Participar en un marketplace, es decir páginas web que suben productos de muchas empresas y se quedan con un porcentaje de las ventas.
  • Aparte, es indispensable activar el canal de WhatsApp para que el comercio pueda interactuar con los consumidores y hacer ventas a través de este. Enviando también solicitudes de pago por este medio.
  • Con respecto a las pasarelas de pago, se tiene que tomar en cuenta la tasa de descuento mejor conocida como la tasa de procesamiento, que puede variar dependiendo de la Industria a la que pertenezca la empresa y también en muchos casos existe un costo por transacción que ofrece el servicio de ciberseguridad que permite evitar el fraude. Está la opción de utilizar pasarelas de pago ubicadas fuera de Guatemala que, si bien las tasas son más bajas, los comercios tienen que establecer una empresa fuera del país, pagar los impuestos del país donde se instaure, luego trasladar los fondos a Guatemala (que también tiene un costo) y posiblemente pagar una tributación local, generando doble pago de impuestos. Por lo tanto, los costos escondidos suelen ser más altos que las tasas de procesamiento locales.
  • Con respecto a la facturación electrónica, hoy en día es obligatoria y hay muchas empresas certificadoras que ofrecen este servicio y es sencillo de incorporar a diferentes sistemas operativos, lo que ayuda a manejar todo desde un solo lugar.

El realizar todo esto no significa que la empresa ya no tendrá ventas físicas, al contrario, esto es un complemento que genera nuevos ingresos y tiene mayor alcance de lo que puede tener una ubicación física determinada.

De acuerdo con estadísticas, el comercio electrónico a nivel mundial, dentro los próximos seis años, va representar el 30% o más de las ventas en la Industria retail; esto demuestra claramente hacia dónde va el camino.

Tener un negocio únicamente online es mucho más económico que tener una ubicación física y es más escalable, por lo que recomiendo plenamente que aquellos que estén pensando en emprender lo hagan en línea y que presten mucha atención al comercio conversacional (utilización de sistemas de mensajería o cualquier otro interfaz de lenguaje para interaccionar con personas o bots) que es donde vienen infinitas posibilidades de negocios.

Colaboración especial: Christian Cremer

Co-Founder & CEO de Pagalo

ccremer@jupi.tech

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin