I&N EspecialesSectores de la industriaComercio electrónico bajo Acuerdos Comerciales

Es importante identificar las debilidades, fortalezas y oportunidades que conlleva contar con un marco regulatorio del tema a nivel país.

Los Acuerdos Comerciales Internacionales, son un complejo de normas jurídicas que rigen a los estados en sus relaciones con otros sujetos de derecho internacional. Reconociendo y estableciendo un sistema de previsibilidad y certeza que se basa en la generación de derechos y obligaciones comunes para los estados parte.

Su objetivo es crear reglas claras y estables en las relaciones comerciales, estimular la expansión y diversificación del comercio, promover condiciones de libre competencia, aumentar escenarios para la inversión y eliminar barreras.

Estos Acuerdos crean zonas de libre comercio, en donde los países se dan ventajas unos a otros para liberalizar el comercio de bienes y servicios entre ellos. Armonizan normativas, definen regulaciones para evitar obstáculos innecesarios y crean métodos de administración e implementación para asegurar sus compromisos.

Dichos Acuerdos, además de cumplir con los requisitos establecidos por la Organización Mundial del Comercio (OMC), tanto para mercancías como para servicios, han venido evolucionando y no se han limitado únicamente a desarrollar estas materias, sino que han incorporado en mayor o menor grado otros aspectos que se relacionan o podrían relacionarse con el comercio.

E-commerce

En lo relativo al cibercomercio, se reconoce la importancia de evitar obstáculos para su uso y desarrollo, de manera compatible con las normas de la OMC. Resaltando que la práctica comercial en esta materia, ha venido consolidando en los diferentes Acuerdos Comerciales, la moratoria multilateral de no aplicar aranceles aduaneros u otras cargas a las transmisiones electrónicas de productos digitales, así como los que se encuentren almacenados en un medio portador originario de una de las partes.

Dentro de los objetivos más importantes en algunos acuerdos, está el de reconocer que el comercio electrónico incrementa las oportunidades comerciales en la mayoría de sectores, por lo que han acordado promover el desarrollo de la materia en particular por medio de cooperación.

El tema incluye, en algunos Acuerdos, áreas de cooperación importante, inclinadas a ayudar a mejorar los entendimientos, implementación y observancia de esta materia en el comercio mundial. El desarrollo del e-commerce debe ser compatible con los estándares internacionales de protección de datos, con miras a asegurar la confianza de los usuarios.

Si bien, este tema se ha venido desarrollando en la mayoría de Acuerdos Bilaterales del mundo, lo cierto es que, en el ámbito multilateral, aún no existe un mandato de negociación y se mantienen diversos y constantes debates sobre la mejor forma de atender el tema. Por lo que se mantiene en discusión en los grupos de trabajo de bienes, servicios, propiedad intelectual, comercio y desarrollo sostenible.

Aspectos importantes identificados

  • Reconocer que el comercio electrónico es hoy por hoy una importante herramienta de desarrollo, que está generado grandes oportunidades en particular para las micro, pequeñas y medianas empresas, gracias a una reducción de los costos usualmente asociados a la penetración en nuevos mercados.
  • Prohibir definitivamente el cobro de los derechos arancelarios a las transmisiones electrónicas.
  • Garantizar la no discriminación en el comercio electrónico por los estados.
  • Permitir la transferencia transfronteriza de datos.
  • Mantenimiento de una Internet libre y abierta.
  • Garantizar la protección de los códigos fuente y algoritmos patentados.
  • Prohibir la transferencia forzosa de tecnología.
  • Fomentar el establecimiento de métodos de autenticación y cifrado innovadores.
  • Identificar los obstáculos con los que se enfrentan los países en sus territorios.
  • Solucionar la deficiencia en la conectividad y la infraestructura, así como el insuficiente acceso a la tecnología.
  • Fomentar un marco sólido de protección de los consumidores y asegurar que la intimidad y los datos personales de los usuarios sean resguardados.
  • Fortalecimiento de medidas de facilitación del comercio.
  • Evitar que los operadores de servicios de telecomunicación traten de forma discriminatoria los paquetes de datos en función de su contenido.
  • Que la protección del derecho de autor sea abordada a la luz de las nuevas tecnologías propiciadas por el entorno digital.
  • En términos de apertura de los mercados, se propone que la liberalización de los servicios pueda suministrarse en línea y realizarse en el marco del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios, acordando que las cuestiones relativas al comercio electrónico, correspondan exclusivamente al Comercio Transfronterizo de Servicios.
  • Prevenir la imposición de limitaciones injustificadas a la transferencia de tecnología.
  • Desarrollar y regular los flujos de datos y localización.
  • Desarrollar marcos legales adecuados sobre comercio digital.
  • Implementar la firma electrónica.
  • Regular el manejo de los correos no solicitados.
  • Implementar el comercio sin soporte de papel.
  • Mejorar la transferencia transfronteriza de información por medios electrónicos, transparencia, y cooperación
  • Acceso a soluciones de pago.

En el caso de Guatemala

Todos sus Acuerdos, crean zonas de libre comercio en concordancia con los compromisos asumidos bajo la Organización Mundial del Comercio (OMC). Quizás la característica más relevante es que son de tipo preferencial discriminatorios que bajo los artículos:

• 24 del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT)

• 5 del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS-GATS)

No obligan hacer extensivas a terceros países las preferencias arancelarias que se dan entre los socios partes del Acuerdo.

Al lograr un desarrollo adecuado en materia de comercio electrónico, tendríamos mejora en la competitividad, eficiencia en la compra, venta, distribución y entrega, capacidad de negociación, mejora de precios y calidad de los productos, incremento de la productividad y desarrollo de capital humano para la región.

Hay mucho por hacer y el primer paso, es identificar las debilidades, fortalezas y oportunidades que conlleva contar con un marco regulatorio del tema a nivel país. Que incluya los más altos estándares de aplicación, buscando cooperación de entidades multilaterales, de cooperación o de países socios que ayuden a nuestros sectores a competir de una manera globalizada.

Colaboración especial: Lionel F. Morfin J.

Abogado consultor en materia comercial

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin