En portadaProtocolos para una actividad comercial responsable

La confianza y el compromiso de sus colaboradores es esencial para Grupo Imperial.

Cámara de Industria de Guatemala (CIG) se ha acercado a algunos de sus socios para ver en la práctica, cómo se desarrolla correctamente un protocolo de higiene y prevención de contagio de la COVID-19. El objetivo es dar a conocer que estas acciones deben implementarse para continuar responsablemente, con la actividad productiva y comercial.

En las siguientes páginas abordamos tres ejemplos:

Grupo Imperial sigue produciendo sin descuidar la salud de sus colaboradores

Grupo Imperial, fábrica de tejidos especializada en la producción y venta de tejidos de punto y prendas de vestir de paquete completo, mostró los protocolos de higiene que le han permitido continuar produciendo con más de 800 colaboradores, sin ningún caso de COVID-19 reportado hasta el momento.

Eduardo Girón, presidente de CIG, visitó la planta de producción de hilaturas ubicada en San José Villa Nueva, en donde fue recibido por Guillermo Zaid, gerente de administración de proyectos y Juan José Macis Zaid, gerente de ventas de paquete completo plus; quienes acompañados de otros colaboradores de la planta guiaron a Girón en un recorrido para enseñar sus pasos a seguir en los protocolos de prevención en salud y seguridad que tienen en la actualidad.

De acuerdo con Eva Sáenz, jefe de recursos humanos de la planta de hilaturas, las principales medidas que se han adoptado han estado dirigidas a salvaguardar la salud, el bienestar y seguridad de los trabajadores, las cuales consisten en: toma de temperatura, aplicación de alcohol en gel, uso obligatorio de mascarilla, uso del pediluvio y del túnel de desinfección, esterilización constante de las áreas y herramientas de trabajo, y el distanciamiento físico de hasta cinco metros.

En la planta hay 20 puntos de desinfección, además han escalonado los horarios de ingreso y comida, para evitar la aglomeración de personas en vestidores y cafetería, principalmente.

Por su parte, Andrés Morales, de seguridad y salud corporativa, informó que, para implementar las medidas actuales, se guiaron por el ejemplo de protocolo que compartió CIG con sus Socios.

Karina de Enríquez, gerente de recursos humanos, destacó que además de los valores corporativos que distinguen a los colaboradores: la diligencia, aprendizaje, simplicidad y sensibilidad, tienen dos elementos importantes:  la confianza y el compromiso, los cuales han hecho que esta Industria comience a trabajar de una forma radicalmente distinta.

Aceros Arquitectónicos tiene un testimonio de aprendizaje de las medidas tomadas

Candy Celada, gerente financiero administrativo de Aceros Arquitectónicos, vivió en carne propia el contagio de la COVID-19 en su esposo. Él es trasplantado renal y por su condición de salud adquirió el virus en un viaje laboral que realizó a Panamá. Cuatro días después de su arribo a Guatemala inició con síntomas de infección intestinal severa y tres días después fue diagnosticado con el nuevo coronavirus.

A partir de ahí, toda la familia quedó en cuarentena y aplicaron todo lo que Celada aprendió con los protocolos de bioseguridad implementados y aplicados en Aceros Arquitectónicos. Además, de la información que Cámara de Industria de Guatemala ha compartido con sus Socios.

“Recuerdo que la primera guía que me llegó fue de Cámara de Industria, me sirvió mucho para cuidar al resto de mi familia”, añadió la entrevistada, quien compartió que su esposo ya fue dado de alta, pero continúan con las medidas de aislamiento en casa para que nadie más de su núcleo resulte contagiado.

Por su parte Andrés Rivera, presidente del Comité Administrativo de Aceros Arquitectónicos, dijo que se apoyaron con CIG para informarse de las acciones a tomar, para velar por la salud de sus colaboradores y poder continuar de una forma preventiva, con todas las actividades para llegar a tener el producto terminado.

Además de la toma de temperatura, desinfección de zapatos, llantas de vehículos, paso por el túnel de limpieza, adaptaron en todas las puertas una pequeña estructura metálica en la parte inferior, para poder abrirlas con el zapato y así evitar utilizar las manos.

“Hemos invertido aproximadamente Q300 mil. En la cocina y comedor, ha sido la inversión más fuerte pues estamos ampliando al doble para controlar el distanciamiento”, agregó.

Asimismo, Rivera invitó a las industrias y empresas que no se han unido a esta nueva modalidad, a hacer las inversiones necesarias para seguir operando. Y que el protocolo no sea un libro o un folleto más para guardarlo, sino que realmente lo apliquen.

Por su parte, Eduardo Girón, presidente de Cámara de Industria, durante su visita a la planta de Aceros Arquitectónicos, mostró satisfacción porque los trabajadores de esta Industria asisten a trabajar en un ambiente seguro y responsable para combatir la pandemia.

La educación de los colaboradores en este tema es esencial, pues estas acciones no solo sirven para su día a día en el lugar de trabajo, sino en sus casas para vivir de una manera segura.

Progreso tiene una cultura de seguridad arraigada

El tema de salud y seguridad ocupacional, que en la actualidad es indispensable para las personas y en la actividad laboral a nivel mundial, en Progreso se ha trabajado desde hace muchos años, con el objetivo de crear una cultura en este ámbito.

Roberto Hermosilla, gerente corporativo de Salud y Seguridad Ocupacional de Grupo Progreso, informó que los colaboradores tienen claro que, al respetar las medidas de higiene, los primeros beneficiados son ellos y su familia, antes que la empresa. “Tener una cultura de seguridad es una ventaja, pues las personas lo hacen por convicción y no por obligación”, agregó durante la visita de personeros de Cámara de Industria a la planta San Miguel, ubicada en Sanarate, El Progreso.

Por su parte Guillermo Monroy, gerente de ciudadanía corporativa, dijo que es una responsabilidad compartida: velar porque la salud prevalezca y al mismo tiempo continuar con las operaciones. Además de crear una cadena responsable donde los protocolos de higiene se apliquen correctamente y el Estado, ayude al fortalecimiento institucional. “Se trata de trabajar todos juntos parar reactivar las actividades productivas de una manera sólida”, añadió.

Progreso cree que todas las enfermedades y lesiones ocupacionales son prevenibles y su visión es lograr que todos regresen a sus hogares en igual o mejores condiciones que cuando ingresan a la empresa. Para lograr una cultura de seguridad, salud ocupacional y cero lesiones los principales factores de éxito son el liderazgo genuino, el involucramiento de todos los niveles y un proceso claro de rendición de cuentas permanente.

La implantación de una cultura de salud y seguridad ocupacional debe ser un proceso constante y permanente en las organizaciones para alcanzar resultados excepcionales y sostenibles.

Reconocimiento

En cada visita, Eduardo Girón, presidente de CIG, felicitó a las Industrias que mostraron sus protocolos, por ser ejemplo de que se puede seguir produciendo en esta coyuntura, siempre y cuando se cumpla con las medidas necesarias para cuidar de la salud de sus colaboradores.

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin