I&N EspecialesSectores de la industriaLa importancia de un Programa de Leche Escolar

Incluir leche en las refacciones escolares es de gran beneficio para el futuro de Guatemala.

En Guatemala, el 49.8% de los niños sufren desnutrición crónica, es decir de cada 2 menores 1 padece este estado. Es el primer lugar en América Latina y el sexto en el mundo, según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

Está demostrado que la desnutrición infantil tiene un efecto negativo en el desempeño escolar, la adaptación social y en el desarrollo biológico, mental y emocional del infante. Lo que incrementa las posibilidades que un alto porcentaje, abandonen la escuela antes de culminar su educación primaria.

La leche es un producto alimenticio que contiene nutrientes esenciales para el desarrollo óptimo de los pequeños; la grasa es la que tiene el valor energético más alto. Las necesidades diarias de la mayor parte de los aminoácidos substanciales que requiere un niño pueden ser satisfechas ingiriendo medio litro de leche diario, que adicionalmente aporta vitaminas y minerales denominados esenciales para su crecimiento y desarrollo.

Programa de Leche Escolar

México, Ecuador, Panamá y República Dominicana, entre otros, han institucionalizado mediante ley los Programas de Leche Escolar, lo que le da un carácter sostenible y asegura los recursos necesarios para su implementación. La leche que se reparte a los niños es de producción 100% local, lo que contribuye con cientos de personas que se dedican a la actividad ganadera en las zonas rurales. Por cada dólar que se invierte en un Programa de Leche Escolar, se obtiene de retorno aproximadamente 3 dólares en la economía del país. El efecto multiplicador es inmenso.

La leche envasada, al ser un producto listo para su consumo, es práctica y contribuye a garantizar su calidad y seguridad. En comparación con otros productos que requieren de procesos de preparación donde la calidad del agua juega un factor determinante.

El envase

La leche ultrapasteurizada o UHT, proceso que elimina las bacterias del producto sin alterar sus propiedades, es envasada asépticamente. Significa que el material de envase y la zona de llenado están libres de microrganismos vivos, lo que garantiza su calidad.

Este moderno y seguro proceso requiere de un envase práctico, seguro e higiénico. Los de Tetra Pak constan de seis capas de protección, donde no puede entrar aire ni luz, lo que permite que la leche se conserve fresca hasta por seis meses sin preservantes y sin necesidad de refrigeración.

Esto hace que los envases sean los más apropiados para la distribución en programas de alimentación escolar, garantizando su calidad. Más de 72 millones de niños, en más de 60 países reciben este u otro alimento funcional en sus escuelas en envases de Tetra Pak, siendo este el más adecuado en el mundo, para este propósito.

El Programa de Alimentación Escolar con leche es excelente en beneficio de la niñez y para el futuro de Guatemala, el cual debe implementarse, consolidarse y fortalecerse con el apoyo del Gobierno, los ganaderos, la Industria, y la comunidad. Recordemos que “no hay mejor inversión para ninguna comunidad que dar leche a los bebés”, Sir Winston Churchill, 1943.

Dimitris Mamay / Director de alimentación para el desarrollo Tetra Pak

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin