EditorialEditorial – Negocios sostenibles y competitivos

Negocios sostenibles y competitivos

 

 

Javier Zepeda
Director Ejecutivo
Cámara de Industria de Guatemala

La definición aceptada de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), en términos generales, es que las empresas han logrado integrar a su desarrollo económico el respeto a los valores éticos, las personas, la comunidad y al ambiente.

Este concepto lo hemos escuchado en muchos años y no solo es bueno ahora, sino vale decir que de una u otra forma las industrias lo han hecho, porque este sector es uno de los más interesados en hacer sostenibles y competitivos sus negocios. Por eso en Cámara de Industria de Guatemala (CIG) apoyamos todo lo concerniente a esta visión, porque su aplicación considera una serie de políticas y programas que se realizan en todos los niveles de la operación empresarial.

El pasado 15 de junio, Cámara de Industria de Guatemala y Counterpart International suscribieron un acuerdo de alianza contra la corrupción y el contrabando y la defraudación aduanera, iniciativa que surge del primer Plan Anticorrupción enfocado al sector empresarial, elaborado como parte de nuestro trabajo con la Organización Mundial de las Empresas, dentro de la International Chamber of Commerce, ICC capítulo Guatemala.

Esta es una evidencia más de nuestro compromiso con el país en seguir trabajando en la búsqueda de un crecimiento económico sostenible, en un ambiente en donde todas las empresas operen en igualdad de condiciones, en la generación de más fuentes de empleo. Es importante enfatizar ese gran mérito, porque la RSE no solo beneficia a las empresas, sino a los colaboradores y por supuesto a la comunidad, mejorando las condiciones de vida de toda una población.

También hemos apoyado al Centro para la Acción de la Responsabilidad Social Empresarial en Guatemala (Centrarse). La última acción es implementar el Índice de Comportamiento Responsable, midiendo la actividad de 150 compañías. Se trata de un proyecto piloto que arrancará con los sectores agroindustrial, exportador, construcción e industrial, para después desarrollar una estrategia regional de cumplimiento responsable, la cual nos permitirá ser más competitivos en el mercado internacional.

Hemos promovido la RSE porque estamos convencidos de que su aplicación mejora el desempeño financiero de las industrias, reduce costos operativos y riesgos, pero también aumenta la imagen de marca y reputación, pero lo más importante; amplia la oportunidades y mejora la calidad de los seres humanos. Inclusive se han desarrollado normas ISO porque al final de cuentas se establecen una serie de principios relacionados con rendición de cuentas, transparencia, comportamiento ético y con tomar en cuenta las expectativas de los grupos de interés, tales como legalidad y derechos humanos.

Sabemos que no es fácil, porque ya no solo significa preocuparse por ser económicamente sostenibles (que es el principal principio de la RSE para evitar pérdida de empleos) sino tomar en cuenta otros factores que hace muchos años no se consideraban. Pero sabemos que son útiles y necesarios, porque el riesgo de no hacer nada significa quedarse relegado o excluido de un mercado cada vez más exigente. Esta es una práctica que se aborda frecuentemente en CIG en talleres, conferencias y foros, porque la sostenibilidad y el desarrollo, como indica uno de los preceptos de la RSE, tienen la misma finalidad, en el sentido de que ambos postulados satisfacen la necesidad del presente sin comprometer las capacidades de las futuras generaciones para resolver las propias.

Así que vamos por ese camino, y seguiremos desde este espacio tomando todas las medidas que nos lleven a la meta de prosperidad generalizada.

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin