MAY-2015 La importancia de la comunicación no verbal

Sabía usted que el lenguaje corporal es más del 50 por ciento de nuestra comunicación? Así que profundizaremos acerca de lo que dice nuestro cuerpo cuando hablamos.

Mucho se explica de la comunicación, que es todo un proceso y requiere de una retroalimentación o feedback para que cumpla su objetivo, pero al momento de comunicarnos es vital saber cómo está nuestra comunicación no verbal o lenguaje corporal.

Enfocamos nuestros sentidos a los emisores del mensaje, tomando en cuenta lo que dice su cuerpo para creer o descartar la información. Así, el lenguaje corporal se puede demostrar en:

  • Gestos
  • Contacto visual
  • Ademanes
  • Movimiento de pies
  • Los nervios
  • Todo lo que dice nuestro cuerpo
  • El código de vestimenta

El rostro es la ventana de todas nuestras emociones, por eso es que siempre se dice que la cara es el espejo del alma, pero cuando hablamos de comunicación no verbal hay que ser muy cuidadosos con los gestos, ya que dependiendo de nuestro estado de ánimo pueden dar demasiada información e interpretaciones; por ejemplo, fruncir el ceño puede denotar preocupación o cuando nos tapamos la boca se dice que ocultamos algo.

Otro punto para destacar es el contacto visual que debe tener el emisor con su público, esto puede durar entre un 40 a 60 por ciento del tiempo, porque nuestro cerebro está entretenido capturando la información.

Teresa Baró, española experta en comunicación no verbal, en sus múltiples entrevistas y escritos ha indicado que para acentuar la comunicación es indispensable el uso de los ademanes. Estos permiten cercanía con las audiencias y que deben estar a la altura del torso, porque si se realizan de los hombros para arriba denotan poder, son imperativos y estos, la mayor parte de las veces, son utilizados por los gobernantes o líderes que necesitan capturar la atención de las masas. También menciona de la diferencia de los gestos ilustradores que trasmiten las ideas que estamos diciendo y son convincentes; además de los gestos adaptadores, que al contrario suelen ser involuntarios y que sobresalen en situaciones incómodas.

Siempre exponerse ante un público es motivo de nervios, no importando si es experto o no, ya que cada vez el público es diferente; por ello es esencial que conozca a la perfección su discurso, mensajes clave y sobre todo que pueda improvisar en cualquier situación. Antes de presentarse ante el público vendría bien realizar algunos ejercicios de estiramiento y respiración y así esté más tranquilo y no muestre agitación cuando haga su presentación.

También dentro de la comunicación no verbal se menciona el código de vestimenta. Esto, dentro de una corporación, es vital, ya que cada uno de sus colaboradores será la imagen que se quiera reflejar de la personalidad de la institución, por eso es que existen estos códigos y se hace referencia en las mujeres a los cabellos teñidos, el cuidado de las uñas y uso de acrílicas, colores del vestuario, largos de faldas; para los hombres la combinación de los trajes con las camisas y las corbatas, el típico viernes casual con el uso de los pantalones de lona, además de otros aspectos que sean relevantes.

Con esto tenemos la base de lo primordial que puede ser la comunicación no verbal. Estaremos conscientes de lo que decimos tanto con el mensaje como con nuestra gesticulación y movimientos del cuerpo. Así que de aquí en adelante analicemos exhaustivamente esta parte y verifiquemos si hace más efectivo el mensaje.

Por Gloria Mora Cano
Asesora en Comunicación Estratégica