Realidad virtual: una solución inmersiva para prevenir accidentes laborales

La realidad virtual es una experiencia vivencial que nos permite interactuar con un entorno tridimensional generado por una computadora. La experiencia requiere de lentes especiales para hacernos creer que estamos en un lugar diferente. Con esta tecnología accedemos de forma inmediata a mundos diferentes para llevar a cabo distintas actividades, desde una visita por un museo virtual hasta un entrenamiento en seguridad industrial. La tecnología dinámica y fácil de utilizar nos permite vivir experiencias únicas con el fin de mejorar nuestro día a día. 

En el caso de la capacitación, la realidad virtual está rápidamente creando un impacto positivo en la vida diaria de supervisores y operarios que laboran en el campo de salud y seguridad ocupacional. La forma tradicional de capacitación se ha visto desplazada por las nuevas experiencias que nos brinda la realidad virtual, ya que facilita todo el proceso educativo. 

Los trabajadores que buscan formarse aprenden de forma fácil, ya que la tecnología permite un uso plug and play, es decir, de “conectar y jugar”, sin necesidad de una larga curva de adquisición de conocimientos. Los departamentos encargados de la gestión y el desarrollo del talento humano se benefician de esto de manera muy positiva, puesto que la tecnología también permite una implementación fácil y sin complicaciones para lograr cumplir las metas de capacitación en el menor tiempo posible. Por último, el departamento de compras obtiene como ventajas los precios accesibles y métodos fáciles para adquirir estas tecnologías de primer mundo.

Realmente es una herramienta efectiva que permite una adopción fácil al consumidor con objetivos medibles enfocados en seguridad industrial.

Es importante que las empresas se atrevan a innovar y utilicen plataformas locales en realidad virtual para aprovechar las ventajas medibles y alcanzables que brindan estas soluciones amigables. El beneficio de usar plataformas locales es que cumplen con estándares y requisitos tanto del país como internacionales. Actualmente, ya existen soluciones en el mercado local de realidad virtual para que empresas puedan implementar capacitaciones inmersivas y así poder competir con las mismas herramientas que utilizan países de primer mundo. 

Hay plataformas con módulos predefinidos para que las empresas puedan acceder a temas específicos de seguridad industrial; de esta forma, las compañías pueden implementar procesos innovadores a su actual proceso de formación y empezar a migrar hacia el futuro de las capacitaciones, fácilmente. Es importante mencionar que estas tecnologías permiten recabar información estadística del rendimiento de los empleados para poder generar un análisis asertivo y tomar decisiones a nivel gerencial. 

Los beneficios de esta tecnología para capacitación en seguridad industrial se ven reflejados principalmente en tres ejes importantes. El primero es en la parte pedagógica, al utilizar un método de aprendizaje espaciado basado en la repetición. La intención es que el usuario aprenda continuamente y pueda ir aprendiendo conforme lo va requiriendo, para que su retención de información incremente más del 50%. El segundo eje es la tecnología, la cual nos permite que el usuario ponga en práctica de inmediato su conocimiento realizando las actividades de forma práctica, a diferencia de los métodos tradicionales, los cuales se limitaban únicamente a un aprendizaje teórico. Por último, el eje de la capacitación propicia una formación sin riesgo, ya que las actividades se efectúan en ambientes virtuales controlados, sin necesidad de exponer la vida de los colaboradores. 

El futuro de la realidad virtual es prometedor y vino para quedarse, ya que ha demostrado en distintos campos el alto impacto que tienen las experiencias vivenciales. Es momento de evolucionar a estos nuevos métodos más efectivos si las empresas realmente quieren ver un cambio positivo y mantenerse actualizadas para evitar ser superadas por la competencia.   

Por: Fernando Sosa | M6Plus y Gremial de Seguridad y Salud Ocupacional (SSO)