El rey de Bélgica, símbolo de unión de los belgas

El Rey Felipe de Bélgica (Philippe de Belgique) nació en Bruselas el 15 de abril de 1960. Es el hijo mayor del Rey Alberto II y la Reina Paola.

Después de una educación bilingüe en Bélgica, comenzó estudios universitarios en la Royal Military School en 1978. Apasionado por la aviación, desde muy joven se volcó a la fuerza aérea y obtuvo su licencia de piloto de combate. Completó su formación militar con la obtención del título de paracaidista y comando.

Luego continuó sus estudios en el extranjero. Después de un semestre en la Universidad de Oxford (Reino Unido), se dirigió a la Universidad de Stanford (Estados Unidos), donde obtuvo una maestría en ciencias políticas.

La muerte del rey Balduino, en 1993, marcó un importante punto de inflexión en la vida del príncipe, que entonces tenía 33 años. Se convirtió en heredero presunto, tras la subida al trono de su padre, el rey Alberto II. Fue entonces cuando su papel público se afirmó.

En 1993, asumió la presidencia de honor de la Agencia de Comercio Exterior. Es en esta capacidad que dirigió no menos de 85 misiones económicas belgas en el extranjero en veinte años. Tras su acceso al Trono en 2013, sigue siendo Presidente de Honor de la Agencia de Comercio Exterior y pide a su hermana, la Princesa Astrid, que lo represente durante las misiones económicas.

En 1999, el príncipe Felipe se casó con Mathilde d’Udekem d’Acoz. Juntos tienen cuatro hijos: Elisabeth, Gabriel, Emmanuel y Eléonore. El Rey y la Reina compaginan su vida familiar con el protocolo y las exigencias oficiales. El 3 de julio de 2013, el rey Alberto II anunció su abdicación. Durante la fiesta nacional, que tiene lugar unas semanas después, el príncipe Felipe presta juramento y se convierte en el séptimo rey de los belgas. Su hija, Elisabeth, es ahora la princesa heredera.

A continuación, el Dr. Rodrigo Montufar, Asesor de la Diplomacia Económica, nombrado por el Rey Felipe de Bélgica en Acuerdo Real de fecha 21 de noviembre de 2021, comparte más detalles sobre la importancia de la Fiesta del Rey que se celebra en Bélgica el 15 de noviembre de cada año y proporciona una visión concreta de las relaciones comerciales entre Bélgica y Guatemala.

¿Cómo se celebra el Día del Rey de Bélgica en Bélgica? ¿Cuáles son las tradiciones?

El Día del Rey se celebra en Bélgica el 15 de noviembre de cada año. Es tan importante como la fiesta nacional el 21 de julio. Se realizan actos cívicos, religiosos y militares, favoreciendo la participación del pueblo para que sea una fiesta de todos. Es una celebración alegre y no faltan las presentaciones gastronómicas.

Es de tomar en cuenta que el Rey de los Belgas tiene funciones esencialmente protocolarias puesto que el gobierno es ejercido por el Primer Ministro con el gabinete de Ministros. Sin embargo, el Rey es un consejero oficial para el Primer Ministro y para el gobierno.

Pero una función muy importante del Rey es que representa la unión de las diferentes comunidades que conforman la nación. Por esa razón al Rey se le llama “el Rey de los Belgas”. En Bélgica hay tres regiones con sus propias características culturales: Valonia (francófona), Flandes (neerlandesa) y Bruselas, la capital.

¿Qué ha sido lo más destacado del rey durante sus años de reinado?

El Rey Felipe de Bélgica asumió el trono el 21 de julio de 2013 a raíz de la abdicación de su padre, el Rey Alberto II. Es un monarca joven y muy activo que, junto con su esposa, la Reina Consorte Matilde, y sus hijos, constituyen un fuerte apoyo para la nación. La familia real goza de la simpatía popular, lo cual es muy importante para las monarquías actuales.

Tiene una dedicación muy especial hacia las necesidades sociales y se ha preocupado personalmente cuando su nación ha sido afectada por fenómenos naturales y recientemente por la pandemia del COVID-19, procurando que los esfuerzos gubernamentales lleguen a toda la población. También dedica esfuerzos para destacar la importancia de la protección del medio ambiente y hacer conciencia en las personas. Su labor a este respecto ha sido reconocida en todo el país.

¿Cómo ve el comercio bilateral entre Bélgica y Guatemala?

La relación comercial entre los dos países es muy favorable para Guatemala, puesto que Bélgica constituye el principal destino de la exportación de café, entre otros productos de exportación guatemalteca. He podido comprobar personalmente que hay empresas que distribuyen directamente el café de Guatemala y éstas, a su vez, lo reexportan a otros países europeos y extraeuropeos. También cuenta la exportación de flores y plantas ornamentales, productos a granel y materias primas.

Bélgica cuenta con importantes puertos, como Amberes, uno de los más grandes del mundo, Oostende, Zeebrugge, y otros fluviales, que facilitan la entrada de las importaciones a todo el territorio comunitario europeo, lo cual es una ventaja adicional para la exportación guatemalteca. Por lo que se refiere a la importación de productos belgas, Guatemala recibe productos y componentes farmacéuticos, tecnológicos, electrónicos, alimentos, chocolates y la prestigiosa cerveza Stella Artois y otras marcas en razón de la alianza de AB InBev, el mayor grupo cervecero del mundo, radicado en Bélgica, con el grupo CBC de Guatemala, que constituye la mayor inversión belga en este país.

La oferta exportable belga es amplísima, pero depende básicamente de los requerimientos de las empresas industriales, comerciales y agrícolas de Guatemala. Bélgica considera, sin embargo, que su comercio con Guatemala puede aumentar considerablemente luego de la pandemia, porque los empresarios guatemaltecos van conociendo la alta calidad y las ventajas de los productos y de las materias primas belgas.

Es importante destacar que la Embajada de Bélgica en Panamá proporciona todo el apoyo que sea necesario para promover el comercio con las naciones de América Central.

¿Cómo potenciar la relación con Bélgica y cuáles son las áreas de interés de Bélgica en Guatemala que podríamos impulsar conjuntamente desde CIG?

Indudablemente la industria es un protagonista fundamental en el desarrollo nacional, por lo que la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) puede contribuir eficazmente al crecimiento y fortalecimiento de las relaciones comerciales entre Bélgica y Guatemala, identificando los sectores que pueden aprovechar la exportación belga y la guatemalteca.

Por: Cámara de Industria de Guatemala (CIG)


Fuentes:

https://www.monarchie.be/fr/famille-royale/le-roi