I&N EspecialesEl diálogo y el trabajo interinstitucional: herramientas clave hacia un futuro alimentario sostenible

El contexto actual señala la necesidad de contar con sistemas de producción y comercialización sostenibles, que atiendan a un bienestar integral desde diversas dimensiones, tales como la salud y el medio ambiente, entre otras. Los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) –reafirmados recientemente en la Cumbre de Naciones Unidas sobre Sistemas Alimentarios–[1], han sido y continúan siendo una hoja de ruta para la actuación de los diversos actores del entramado productivo en miras al desarrollo de nuevos modelos de producción y comercialización cada vez más sostenibles a lo largo de todas las cadenas de valor.

En este sentido, la industria de alimentos y bebidas asume el reto, reforzando su compromiso y buenas prácticas para mejorar el cuidado del planeta y las personas. Por este motivo, a lo largo de los años ha venido trabajando en el desarrollo de acciones que aborden los principales desafíos globales de la actualidad, repensando su razón de ser y el papel que ocupa dentro de la sociedad, tendiendo a formas de producción que prueban la articulación socioambiental.

Para evidenciar los esfuerzos antes mencionados, los resultados de “La Encuesta de Sostenibilidad de ALAIAB 2022” evidenciaron, entre otros aspectos, que más del 90% de la industria alimentaria y de bebidas, representada en ALAIAB, está comprometida con continuar investigando, desarrollando y creando valor a través de acciones para temas transversales como:

  • La protección del recurso hídrico mediante el monitoreo de su consumo y la implementación de acciones de capacitación, reutilización y reciclado de agua, y la inversión en nuevas tecnologías.
  • La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, contando con metas de reducción de entre el 25 y 50% en miras al 2030 y apostando, en algunos casos, a la carbono neutralidad al 2050.
  • La reducción y gestión eficiente de residuos y desechos, a través de planes y compromisos de reducción.
  • Las mejores prácticas integrales para la protección de la biodiversidad y la generación de suelos.
  • La utilización de nuevas fuentes de energía alternativas.

Frente a ello, es importante comprender que el sector opera ante fenómenos climáticos complejos, en pos de asegurar el provisionamiento de alimentos y bebidas a nivel mundial. El aumento de las temperaturas, las sequías en incremento y el estrés hídrico, impactan directamente en la producción alimentaria. Es así como más del 60% de las empresas que componen a las asociaciones miembro de ALAIAB, disponen de análisis de riesgo asociado al cambio climático, así como iniciativas con impacto de largo plazo que incluyen una perspectiva de agricultura inteligente (Smart-Ag) y soluciones regenerativas y naturales para prevenir, reducir y adaptarse a los impactos de la crisis climática.

Frente a este escenario, los desafíos que se presentan hacia un futuro alimentario sostenible requerirán de la interacción multisectorial e interinstitucional, mediante principios básicos como: base y evidencia científica robusta; transparencia y consulta entre los actores involucrados; apego a las buenas prácticas reglamentarias de cada país; coherencia con los compromisos adquiridos en acuerdos bilaterales y multilaterales; evaluación de eficacia a través de parámetros objetivos, medibles y verificables; y que sean elaborados a través de la institucionalidad pertinente, calificada y representativa.

Como Alianza estamos convencidos de que el diálogo es la base sobre la cual podemos trabajar para incidir positivamente en los aspectos antes mencionados. Para lograrlo, es importante comprender que las alianzas continuas de múltiples partes interesadas son necesarias para materializar un cambio transformador. Por nuestra parte, como representantes del sector industrial latinoamericano, continuaremos construyendo una agenda de trabajo conjunta e interinstitucional que nos permita fortalecer las prácticas actuales de la industria alimentaria y de bebidas, trabajando en el desarrollo de políticas enfocadas en el bienestar integral de la población y el ambiente.

Por: Marcela Rodríguez Jiménez | Jefe de Asuntos Científicos y Regulatorios de la Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas (ALAIAB)

[1] https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/sustainable-development-goals/

 

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin