I&N EspecialesLiderazgo femenino

Mujeres que han dejado huella en la industria guatemalteca.

En la actualidad es más común ver a mujeres ocupar espacios de liderazgo en el ámbito empresarial. En Cámara de Industria de Guatemala (CIG), el 57% de los colaboradores son mujeres: en la junta directiva hay dos, mientras que, en las juntas directivas de gremiales, adscritas a CIG, hay más de 48.

Según el Pacto Mundial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la diversidad de género contribuye a mejorar los resultados de las empresas y a fomentar un crecimiento económico inclusivo. Asimismo, indica que, si se llegarán a desarrollar todas las capacidades de las niñas y mujeres, podrían sumarse más de 12 billones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

Cabe resaltar que empoderar a las mujeres en la vida económica y en todos los sectores es la clave para construir economías fuertes, establecer sociedad más justas y estables, mejorar la calidad de vida de todas las personas e impulsar operaciones y metas empresariales, entre otros.

En conmemoración al Día Internacional de la Mujer, rendimos tributo a nueve mujeres que se han desempeñado en distintos sectores de la industria; que han jugado un papel determinante en gremiales al promover el mejoramiento continuo, profesionalización y el desarrollo; y que, a través de sus ideas, trabajo, entrega, dedicación y responsabilidad, se han enfrentado a los retos diarios de la industria, han dejado huella y han marcado la diferencia.

María Teresa González Pineda

Un legado lleno de inspiración y optimismo.

Ingeniera química graduada de la Universidad de San Carlos de Guatemala y administradora de empresas egresada de la Universidad Francisco Marroquín. Desde sus inicios ha participado en puestos de liderazgo y en actividad de formación profesional en entidades que impulsan la formación de las mujeres, como la Asociación de Muchachas Guías y la Asociación Guatemalteca de Mujeres Universitarias.

Formó parte de la junta directiva del Colegio de Ingenieros Químicos y actualmente es miembro de la junta directiva de la Gremial de Fabricantes de Pinturas y Recubrimientos (GREFAP), adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG).

Asimismo, ha participado en actividades con iniciativa, creatividad y dirección que la han llevado a explorar en el conocimiento de la conducta humana, descubriendo en sus colegas, verdaderos compañeros que la han hecho ratificar su convicción de que la unidad de esfuerzos por metas claras y definidas llevan al éxito.

Ser una mujer profesional me llena de mucha satisfacción”.

También fue parte del equipo técnico de Industrias Köng Hermanos, una de las más grandes en Guatemala, que le permitió acumular un acervo de conocimiento y capacidad para asumir los retos que le ayudarán a dirigir la empresa que ahora es su responsabilidad.

Lleva 44 años a cargo de la gerencia general de Pinturas Color-In, trabajando por la consolidación de una gran empresa que fabrica y distribuye pintura a más de 250 distribuidores en todo el país. Aporta sus conocimientos, experiencia, entusiasmo y la plena disposición que requiere un puesto directivo para llevar a dicha empresa a una posición estable y exitosa.

A sus 72 años, se ha integrado a la tecnología galopante para ser innovadora a través de la creatividad, emprendimiento pasión y valentía. “La pandemia nos cambió y actualmente me he integrado a equipos de vanguardia con resiliencia en el campo publicitario y tecnológico, sin descuidar la parte humana de la empresa, continuo la interacción con clientes a través de visitas, giras y capacitaciones por todo el país”, explica.

Día a día se integra al grupo que reinventa un proyecto empresarial: Color-In “Soy emprendedora”, descubriendo e identificando oportunidades de negocio, sabiendo que el futuro siempre puede ser mejor.

Alejandra Gaytán

Un compromiso con la sociedad guatemalteca.

Ingeniera agrónoma egresada de la Universidad Rafael Landívar. “Cuando estaba diciendo lo que quería estudiar en la universidad, varias personas me dijeron que esa carrera era para hombres, sin embargo, nunca fue una limitante”, asegura. Aunque sabía que iba a enfrentar un entorno dominado por hombres, nunca se intimidó ni se sintió menos capaz para desempeñar su profesión.

Nació en una familia de cuatro hermanas, a quienes sus padres siempre les inculcaron lograr lo que se propusieran, ya que sus sueños se podían cumplir. Cada vez que caía, le enseñaron a levantarse, a ser perseverante y a confiar en sus capacidades y habilidades.

Se graduó de la universidad con la distinción cum laude e inició a laborar en la industria de protección de cultivos. Ha desempeñado su profesión en diferentes posiciones: mercadeo y desarrollo de productos para la industria vegetal, aprendiendo del campo y sus agricultores por siete años.

Las mujeres pueden tener liderazgo y protagonismo en la sociedad, lo cual se obtiene con esfuerzo, perseverancia y confianza, sabiendo trabajar en equipo, y con un buen corazón”.

En el 2015 fue docente en la Facultad de Ciencias Ambientales y Agrícolas de la Universidad Rafael Landívar e inició a laborar en Rainbow, una empresa global líder en protección de cultivos, lo cual representó un gran reto que la ayudó a posicionarse como gerente para Centro América y El Caribe del Departamento de Asuntos Regulatorios.

A sus 36 años de edad, ha logrado desarrollarse en temas técnicos, así como en obtener habilidades de liderazgo en un equipo de siete miembros, en su mayoría mujeres. También es la secretaria de la junta directiva de la Gremial de Proveedores de Insumos Agrícolas (GREMIAGRO), adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG), en donde ha trabajado por una Guatemala mejor.

“Como mujer me siento orgullosa de lo que he logrado tanto a nivel personal y profesional. Hace poco más de un año me casé y también estoy emprendiendo un negocio propio con mis hermanas. Me falta mucho por vivir y muchas metas por alcanzar, pero estoy convencida de que ser mujer es una de mis principales cualidades y también uno de mis principales compromisos con la sociedad”, explica.

Patricia Díaz

Mente crítica y dirección activa.

Desde hace diez años, es la gerente general de Multitubo –empresa local con más de diecinueve años de trayectoria que se dedica a la fabricación de tuberías y accesorios de PVC–, lo que le ha permitido dar una correcta continuidad a los proyectos de mejora que se han planteado durante su gestión. Dicha corporación es además es una de las representantes de la Gremial de Fabricantes de Tuberías y Accesorios de PVC, adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG).

Su formación académica en Guatemala y Chile sobre leyes, y en Barcelona y en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE) sobre negocios, le ha brindado las herramientas para desarrollar una mente crítica que le permite mantener enfoque y claridad en lo relevante para alcanzar los resultados con altos crecimientos en ventas y producción en dobles dígitos presentados en los últimos años. Dichos logros los ha obtenido gracias a las acciones que ha tomado, tanto en producción como administrativamente, que proyecta mantener y hacer crecer en los siguientes años.

Se caracteriza por su dirección y liderazgo activo dentro y fuera de la empresa, y por resultados que le han ayudado a abrir un camino importante en una industria que está dirigida y operada primordialmente por hombres.

Es importante abrir espacios y dar la oportunidad a las mujeres de liderar en la industria desde cualquier puesto”.

Para Patricia, el buen trabajo en equipo es vital para alcanzar los resultados, por lo que también procura que exista un balance de género dentro de su equipo de trabajo con el objetivo de complementar las fortalezas de sus integrantes, dando así oportunidades dentro de Multitubo tanto a mujeres como a hombres, independientemente del cargo.

Considera que no solo es importante abrir espacios y darle oportunidad a las mujeres de liderar en la industria desde cualquier puesto, sino también desarrollarse y evolucionar dentro de la misma, mostrando que no es un tema de género, sino de competencias y habilidades. Para esto, es importante eliminar el paradigma de que existen roles predefinidos que debe realizar una mujer y que esto le dificulta equilibrar su vida profesional y personal.

“En la actualidad muchos de estos roles son compartidos, independientemente del género. Por lo tanto, las mismas complicaciones que puede enfrentar una mujer en encontrar un balance entre su vida profesional y personal, la puede tener un hombre también”, asegura.

Maricarmen Rosal Valenzuela de Donis

Espíritu solidario y justiciero.

Abogada y notaria egresada de la Universidad Rafael Landívar con una maestría en derecho del trabajo y la seguridad social por la Universidad de San Carlos de Guatemala. A sus 37 años de edad ha logrado desempeñar múltiples roles tanto en su carrera profesional como a nivel personal.

En su cuarto año de carrera, decidió empezar a poner en práctica lo que estaba aprendiendo, por lo que obtuvo su primer trabajo en Firma de Abogados (ahora ECIJA Integrum), en el que, por más de quince años, le han permitido desarrollarse y crecer desde la posición de procuradora hasta la que ocupa en la actualidad: asociada senior a cargo de varias áreas y equipos de trabajo.

Debemos unirnos como mujeres y ser solidarias y recíprocas entre nosotras”.

Su fe en Dios, el apoyo de su esposo, familia, amigos y jefes, y los valores de integridad, humildad, perseverancia y trabajo duro, la han ayudado a forjar un camino en el que se han abierto múltiples oportunidades que le han permitido ser un ejemplo de inclusión en la fuerza laboral, ya que fue la primera abogada en especializarse en temas de salud y seguridad ocupacional. Lo anterior le abrió la oportunidad de ser la actual vicepresidente de la junta directiva de la Gremial de Seguridad y Salud Ocupacional (SSO), adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG) y a participar como expositora, facilitadora y panelista en varios eventos.

“El aporte de la mujer en la sociedad es de suma importancia, puesto que muchas veces nos tocará poner la fuerza y otras la inteligencia, la astucia y la sensatez. Es por ello que deben continuar los esfuerzos en educar a nuestra sociedad, a la niñez y a las familias, el valor que cada quien aporta como persona”, indica. Asimismo, asegura que es vital que se abran campos de oportunidad a todo nivel en los que se pueda ver a mujeres en presidencias y juntas directivas, dirigentes, líderes y socias, entre otros.

Andrea Saravia

Afición por la tecnología en los negocios.

Ingeniera empresarial egresada de la Universidad Francisco Marroquín con una maestría en administración de empresas por la INCAE Business School. Actualmente es la directora de desarrollo organización de Grupo BCG (Business Consulting Group), el cual está conformado por Integra, Redecon y Datatech. También forma parte de la junta directiva de la Gremial de Tecnología e Innovación, adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG) y ha sido catedrática del curso “Generating Business Value from IT” en la carrera de Ingeniería Empresarial de la Universidad Francisco Marroquín.

Inició su carrera profesional desde que aún estudiaba en la universidad. Participó en diferentes roles de liderazgo en AIESEC, la organización de jóvenes más grande del mundo. Finalizando sus estudios de ingeniería descubrió su pasión por la tecnología en los negocios y, aunque nunca se consideró una persona “techy”, se dio cuenta de lo relevante que es en la actualidad y de la gran diferencia que puede hacer en las empresas, por lo que aceptó una oportunidad de trabajo en Grupo BCG.

La diversidad es un factor clave que aporta muchísimo en todos los ámbitos de la vida, incluyendo el laboral”.

También tuvo una faceta como emprendedora, la cual surgió por un Startup Weekend Guatemala en el que, junto a otros siete jóvenes talentosos, desarrollaron un startup de tecnología con un enfoque social llamado “Hacky Sacky”.

“Creo en el potencial que Guatemala tiene y creo que las empresas guatemaltecas pueden utilizar la tecnología a su favor para garantizar su futuro obteniendo un crecimiento en sus negocios y ofreciendo mejores productos y servicios, lo cual los hará más competitivos en la región”, asegura.

A lo largo de su carrera profesional ha identificado que la diversidad es un factor clave que aporta muchísimo en todos los ámbitos de la vida, incluyendo el laboral. “Contar con una fuerza laboral diversa en la que se incluyan a mujeres en la organización, pero sobre todo en puestos gerenciales, hace una gran diferencia. De hecho, hay muchos estudios que comprueban que las empresas con mujeres en puestos de liderazgo obtienen mejores resultados. Esto también motiva a más mujeres a desarrollarse profesionalmente, ya que tenemos más ejemplos a seguir” indica.

Krista Bocanegra

Pasión por el desarrollo personal.

Ingeniera ambiental y gerente general de la empresa AMBIENTE, una de las primeras Sociedad de Emprendimiento registradas en Guatemala, de las pocas que superó el valle de la muerte y que ahora está en proceso de migración a Sociedad Anónima. Dicha empresa que creó hace más de tres años, es una organización dedicada a asesorar a la industria y comercio en el proceso de implementación de sistemas de gestión en materia de sustentabilidad, salud y seguridad ocupacional. También forma parte de la junta directiva de la Gremial de Seguridad y Salud Ocupacional (SSO), adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG).

Empezó a laborar a temprana edad para pagar sus estudios universitarios, por lo que trabajaba en el día y estudiaba en las noches. La necesidad de cubrir sus estudios la impulsó a buscar mejores oportunidades laborales y fue así como llegó a una pequeña consultora ambiental. Dicha experiencia laboral, en los inicios de su carrera profesional, le facilitó la comprensión de la aplicación de los conocimientos teóricos en la práctica y viceversa.

Posteriormente estudió una maestría en gestión integral del recurso hídrico en la Universidad de San Carlos de Guatemala. En 2014 inició a laborar en una industria transnacional como coordinadora ambiental y luego como coordinadora de salud y seguridad ocupacional. “Esta experiencia fue muy enriquecedora, ya que me permitió aplicar mis conocimientos y aprender mucho más de lo que cualquier escuela hubiera podido enseñarme”, asegura.

Soy apasionada por el desarrollo personal, por lo que día a día seguiré fortaleciendo mi mente, cuerpo y espíritu para ser el mejor modelo a seguir para mis hijas”.

También se especializó en tratamiento de aguas residuales y se certificó como Kaizen y Green Belt en Lean & Six Sigma, trabajo en alturas, manejo de energías peligrosas, bloqueo y etiquetado, y bombero industrial, entre otras. Con ello aprendió a ejecutar y gestionar proyectos de inversiones millonarias, y fue en esa etapa en donde reafirmó la necesidad existente para servicios integrales en Ambiente, Salud y Seguridad (EHS, por sus siglas en inglés), ya que deseaba fuerte y claramente emprender.

“En 2017 quedé embarazada de mi tan anhelado primer hijo, pero pensé que sería un impedimento para iniciar una empresa propia”, comenta. Tal fue su sorpresa que, al año del nacimiento de su bebé, dejó su trabajo estable y con un futuro prometedor para emprender. A finales de 2018, en una vieja oficina en la zona 1 capitalina, inició AMBIENTE. En 2020, en la puerta de la pandemia, nació su segunda hija, quien nuevamente fue su inspiración para adaptarse y hacer subsistir su negocio ante la nueva normalidad.

En la actualidad la empresa atiende a las principales industrias del país y brinda asesorías a pequeñas y medianas empresas que buscan mejorar su desempeño siendo más sostenible al mismo tiempo que genera retornos. “Actualmente estoy cursando un Master of Business Administration (MBA, por sus siglas en inglés) en la Universidad Francisco Marroquín con el objetivo de mejorar mi rol como gestor empresarial. En paralelo, junto a mi socio Noel Orellana, desarrollamos a los asesores técnicos que desempeñan la labor en campo, con el fin de incrementar el alcance operativo”, explica.

Stefanie Schellenberg

Una lucha constante por un mejor sistema de salud.

Abogada y notaria egresada de la Universidad Francisco Marroquín, con una maestría en LLM (Master of Laws) en derecho de la empresa de la Universidad Católica de Chile. Desde hace cinco años es la gerente legal y de compliance de la empresa Intracare, S.A. También forma parte de la junta directiva de la Gremial de Proveedores de Productos Hospitalarios, adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG).

Trabajó en el área legal de la multinacional B Braun Melsungen AG en Alemania, corporación que se dedica a la fabricación de equipamiento médico y productos farmacéuticos con oficinas e instalaciones en más de 60 países. También laboró durante tres años en el departamento legal de Ambev Centroamérica, empresa del Grupo AB-InBev, la compañía cervecera más grande del mundo.

Posee una amplia experiencia en el área legal y de compliance tanto a nivel nacional como internacional, y ha centrado esfuerzos y ha trabajado para mejorar el tema de la corrupción en Guatemala, especialmente en el área de la salud.

 No hay nada imposible para una mujer”.

En cuanto a su vida personal, está casada y es madre de una hija, por lo que, por más difícil que sea, siempre ha buscado mantener un equilibrio entre su trabajo y su familia, esforzándose en dar lo mejor de ella.

“Las mujeres somos ordenadas, empáticas, tenaces, luchadoras, emprendedoras y detallistas, cualidades que entregamos en nuestros puestos de trabajo y a nuestras empresas. Como mujeres, poder aportar todos nuestros conocimientos y lo mejor de nosotras, ha hecho que la industria crezca. Las mujeres contribuimos muchas cualidades que ayudan a que los negocios crezcan y se vuelvan imperios”, indica.

Helda Cáceres

Personalidad emprendedora.

Licenciada en administración de empresas con especialidad en mercadeo egresada de la Universidad Francisco Marroquín. Emprendedora, tesorera de la junta directiva de la Gremial de Fitness de Guatemala (GFG), adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG) y directora de varios programas en Guatemala enfocados en promover el emprendimiento en el país.

Con más de siete años de experiencia en la industria del fitness, llegó a formar parte de la GFG, la cual tiene como misión promover un estilo de vida saludable por medio del ejercicio y el deporte. Durante la pandemia esta misión cobró relevancia, ya que el fortalecimiento del sistema inmunológico y la salud integral son vitales para mantener a la población en óptimas condiciones.

Al inicio de la pandemia, las operaciones de los gimnasios fueron suspendidas, por lo que dicha industria se vio altamente afectada. Helda estuvo involucrada en el proceso de creación de protocolos para la reapertura de tan importante sector para la población. Adicionalmente, estuvo involucrada en el proceso de certificación de los gimnasios que tenía como objetivo avalar las buenas prácticas de los agremiados en torno a la prevención del covid-19, posicionar a la industria del fitness como una industria segura, responsable y organizada, y proveer a los usuarios espacios seguros para ejercitarse.

Somos el motor de cambio que Guatemala necesita para desarrollarse, sanar y crecer”.

Como resultado, en febrero de 2022, 41 sedes agremiadas fueron exitosamente certificadas. Con este importante avance se logra garantizar que los gimnasios certificados son espacios seguros para los clientes, empleados y proveedores.

Actualmente dirige un programa en Guatemala que busca promover el espíritu emprendedor de los jóvenes. Una parte de dicho programa es realizado con Watson Institute en colaboración con la Universidad Francisco Marroquín e intenta brindar las herramientas, red de contactos estratégicos, el mindset y coraje necesario para desatar una vida de impacto a través del emprendimiento. La misión de este proyecto es crear un modelo revolucionario de educación superior para idealistas que quieren cambiar el rumbo de la historia de su país.

También ha adaptado y diseñado programas para mujeres en Chajul, Quiché, con la visión de promover el emprendimiento dentro de la comunidad y el crecimiento personal para inspirarlas a tomar el control de su vida y decisiones.

“Reconozco a todas las mujeres que se han atrevido a emprender y a formar parte de la fuerza laboral de nuestro país. Somos el motor de cambio que Guatemala necesita para desarrollarse, sanar y crecer. El rol de la mujer en este país ha sido fundamental, ya que trabaja con pasión, cuidado, respeto, compromiso y entregando resultados”.

María Isabel Asturias

Orientación al cumplimiento laboral y determinación.

Abogada egresada de la Universidad Francisco Marroquín. Durante los años próximos a su graduación, exploró la práctica de su profesión en el ámbito de la administración pública, en donde tuvo la oportunidad de entender realmente la sinergia que existe entre el derecho público y el privado. Ambos campos siempre le han parecido interesantes, por lo que lejos del perfil convencional del abogado, ha intentado sostener una relación profesional más híbrida y dinámica.

Desde el 2015 encontró el escenario profesional que le permitió desarrollar dicho interés mediante las prácticas del compliance laboral, relacionado específicamente con la gestión de riesgos laborales. En lo privado, en 2015 fundó A&G, firma en la que pone en práctica la colaboración y asesoría en dicha materia, y en lo público, participa en procesos de promoción y fortalecimiento regulatorio en materia de prevención de riesgos desde el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab). En el 2018 se certificó como Auditor Líder de la Norma ISO 450001:2018 por la British Standards Institution, con el propósito de liderar equipos de auditoría, gestionar procesos de prevención y cumplimiento, y tecnificar la abogacía con la seguridad industrial. Otro híbrido que le resulta apasionante.

El éxito femenino no tiene que ver con conceptos radicales sobre género ni con exceso de trabajo”.

Además, participa en proyectos de consultoría con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), específicamente en la construcción de plataformas de enseñanza virtual y autodiagnóstico empresarial en materia de salud y seguridad en el trabajo. Actualmente forma parte de la junta directiva de la Gremial de Salud y Seguridad Ocupacional (SSO), adscrita a Cámara de Industria de Guatemala (CIG), espacio que le ha dado la oportunidad de impulsar, de manera libre y creativa, procesos de capacitación, iniciativas y propuestas técnicas que son de beneficio para todos los sectores productivos.

“En todos los espacios profesionales he tenido la fortuna de acompañarme de mujeres brillantes y solidarias que entienden que el éxito femenino no tiene que ver con conceptos radicales sobre género ni con exceso de trabajo. La evolución de la situación económica y del protagonismo actual de las mujeres en segmentos directivos, en el emprendimiento o en el desarrollo de los negocios, tiene que ver con la capacidad, la determinación y la perseverancia invertidas para sobrevivir a las dinámicas desiguales, así como para diseñar, con plena libertad, el rumbo de nuestra vida profesional”, asegura.

Por: María Fernanda Roca | Coordinadora de Contenido Editorial de CIG

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin