I&N EspecialesInversión extranjera directa

Una mirada hacia adentro y fuera del país.

Invitar a nuevos inversionistas para que se establezcan en Guatemala abre un abanico de oportunidades para dinamizar la economía, generar empleo y captar recursos para seguir impulsando el desarrollo del país.

Existe una ventana de oportunidades derivadas de la pandemia que han obligado a replantear la forma de hacer negocios en un contexto global, con interacciones frecuentes y complejas, virtuales y físicas, que involucran continuos movimientos de personas y productos, y diversos procesos en línea que facilitan la forma de hacer negocios.

Las empresas están evaluando cómo ser más competitivas y participar en mercados globales cada vez más exigentes. En ello hay una oportunidad como país: promover a Guatemala como un destino de inversión que ofrece ventajas competitivas y comparativas. La reconfiguración de las cadenas de valor y la crisis de logística ofrece a empresas globales la posibilidad de acercar su cadena de suministros para reducir tiempos y riesgos, y así, mejorar la eficiencia en la producción.

Guatemala ofrece grandes ventajas comparativas, entre ellas su posición geográfica estratégica, con salida al Pacífico y al Atlántico, con 400 kilómetros entre los dos principales puertos en cada costa. El país está al centro de las Américas, muy cercano a dos mercados importantes: Estados Unidos y México, lo que abre la posibilidad de ser la puerta de entrada hacia Centroamérica y Suramérica. Esto permite que, al establecer operaciones en Guatemala, se tenga una plataforma logística de distribución hacia Norte, Centro y Suramérica, además de otros destinos como Asia y Europa con quienes ya se tienen relaciones comerciales.

Certeza jurídica, infraestructura y talento humano

Hay tres factores que son cruciales para la toma de decisión de abrir operaciones en un país: la certeza jurídica, la infraestructura disponible y el talento humano, para luego considerar otros propios de cada industria como la facilidad logística, la cercanía a mercados destino y la posibilidad de proveeduría local. Es por ello que las ventajas comparativas que Guatemala ofrece deben ser potencializadas con intervenciones que mejoren y desarrollen las ventajas competitivas con estándares internacionales para facilitar el comercio e inversión.

De acuerdo a la actividad económica y el modelo de negocio de las empresas, cobra mayor relevancia la infraestructura que el país ofrece para operar: red vial, aduanas y puertos, energía eléctrica, telecomunicaciones y complejos industriales en donde las empresas puedan establecerse.

La red vial debe tener la cobertura y calidad adecuada para agilizar la movilidad de personas y productos con una fluida circulación en los corredores logísticos que conectan aduanas, puertos y centros de abasto de insumos y de producción. Asimismo, la energía es fundamental para la mayoría de procesos industriales y puede marcar diferencias significativas entre ser competitivo o no en algunos sectores.

Por otro lado, las telecomunicaciones son un factor fundamental para la operación de las empresas. En un contexto globalizado en el que muchas de las transacciones y servicios se dan de forma virtual, garantizar una comunicación remota es vital.

Tanto la energía como las telecomunicaciones son esenciales para garantizar la prestación de los servicios. Es por ello que buscan establecer sus operaciones en lugares en donde ambos servicios estén garantizados con la calidad y costos que les permitan atender sus mercados.

En dónde establecer nuevas operaciones es una decisión que tiene diferentes escalas: la selección del país, la decisión en la escala local, en qué municipio, la ubicación específica de la industria y complejos industriales o Zonas de Desarrollo Económico Especial Públicas (ZDEEP).

El desarrollo y mejora de la infraestructura representan oportunidades y retos para el país, los municipios y para los empresarios desarrolladores de este tipo de infraestructura. Los municipios tienen la oportunidad de posicionarse de acuerdo a las ventajas comparativas propias, por ejemplo, la cercanía a puertos, aeropuertos, aduanas terrestres, conglomerados urbanos y ciudades intermedias, entre otros. También pueden ofrecer incentivos de carácter no fiscal que resultan atractivos a los inversionistas, esto permite atraer el interés hacia los territorios que al establecer nuevas inversiones logran dinamizar la economía local y generar empleo.

Una vez se identifican municipios atractivos a la inversión se llega a la última escala de la decisión: la identificación de ubicaciones específicas para establecer la operación industrial o prestación del servicio. Esto abre oportunidades para desarrolladores de oferta inmobiliaria industrial en sus diversas categorías: bodegas, parques industriales y espacios con regímenes especiales como ZDEEP.

Además de la certeza jurídica y el desarrollo de infraestructura, el talento humano que el país ofrece para atender las demandas especializadas según la actividad económica de manufactura y/o servicios que la empresa desarrolla es clave.

Al observar las tendencias en los proyectos de inversión extranjera directa, se visualiza la presencia de tres sectores: software e IT, servicios empresariales y manufactura de equipo industrial. Tres actividades que requieren talento humano especializado con habilidades que demandan preparación y cierto nivel de sofisticación, conocimiento matemático y manejo del idioma inglés.

Por lo anterior, la intención de atraer inversión extranjera directa al país como una estrategia para dinamizar la economía y generar fuentes de empleo, debe ser respaldada por acciones de política pública, que, con ojo crítico, oriente los esfuerzos e inversión pública y privada para mejorar las condiciones que el país ofrece como destino de inversión.

El esfuerzo organizado entre diversos sectores del país ofrece mejores resultados para consolidar un paquete de incentivos fiscales y no fiscales que hagan cada vez más interesante volver la vista a Guatemala como destino de inversión.

El apoyo de los Gobiernos Central y Local es fundamental para que con instrumentos de política pública se impulsen acciones que mejoren las condiciones de competitividad que el país ofrece y permita el diseño de paquetes de incentivos específicos con el objetivo de captar la atención de grandes industrias que se establezcan en Guatemala.

Por: Evelyn Córdova | Asesora de Inversión Extranjera de Proyecto Creando Oportunidades Económicas USAID Contractor

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin