I&N EspecialesIncremente la productividad de su empresa a través del outsourcing

Uno de los primeros pasos para incrementar la eficiencia empresarial es transformar los costos fijos a costos variables.

Colaboración especial: Anner Mejia / director general Grupo Misol
www.annermejia.com 

Hablar de incrementar la productividad, es hablar de aumentar el rendimiento y la eficiencia empresarial. Referirse al outsourcing es hacerlo a la tercerización, subcontratación o externalización de servicios.  En un contexto de negocios incierto como el que hemos vivido en 2020, en el cual, por pandemia o por factores climáticos, se ha afectado grandemente la continuidad de los negocios y se requiere la búsqueda de alternativas que permitan adaptabilidad a los constantes cambios, que sin duda seguirán existiendo en maneras distintas.

Uno de los primeros pasos para incrementar la eficiencia empresarial es  transformar los costos fijos de la empresa a costos variables; es decir que la mayoría de costos decrezcan o crezcan en función del comportamiento de la actividad productiva.  Para implementar esta solución se puede delegar el cumplimiento de ciertas tareas en un especialista confiable.

Hemos conocido el uso del concepto de outsourcing en labores de personal de seguridad, de limpieza, pero también se puede considerar, para el personal de áreas productivas, procesos de maquila, áreas administrativas, logísitica de entregas, pilotos, mensajeros, incluso médicos o monitores de salud.

¿Qué actividades deberían ser delegables al outsourcing?

Si la empresa crece, el suministro de outsourcing crece de manera inmediata y elástica. Si la actividad empresarial decrece o se llega a suspender, el outsourcing gestiona una solución acorde.

La gran interrogante que ha existido, es ¿qué actividades deberían ser delegables en un contrato de outsourcing? la respuesta se centra en el concepto de valor, tratar de identificar cuáles son las actividades que generan valor para el cliente (interno o externo). Todo lo que no genera valor, serían actividades suceptibles a tercerizar.

Regularmente la limpieza, administración de nómina, jardinería, mensajería, mantenimiento, entre otras muchas no generan un valor asociado a los productos finales, aunque sin duda son actividades que deben realizarse.  En adición a lo anterior existen muchas otras opciones que pueden ser objeto de tercerización, como la producción, el personal contable, call center y en este tiempo, el personal que apoya labores de monitoreo de salud.

Una recomendación adicional es, realizar una comparación de los costos asociados a la decisión de contratar o no un outsourcing, en un marco de 2-5 años.  El análisis del costo mensual, extrapolado a un costo anual, debe incluir los costos directos e indirectos. Al realizar un análisis mayor a un año, los resultados suelen indicar un ahorro considerable en dinero y aumento asociado a productividad.

Dos elementos finales a considerar en esta recomendación, son:

Enfoque empresarial y continuidad de la operatividad del negocio, trabajando en conjunto con un outsourcing que sea confiable. Confiable en referencias, con alguna certificación que lo garantice, y un sólido respaldo, para cubrir las garantías requeridas.

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin