CoyunturaCOVID-19: actividad empresarial y acceso a financiamiento

Toda crisis genera oportunidades y el empresario guatemalteco, innovador y resiliente, seguramente encontrará cómo adaptarse y salir adelante.

Hace apenas unos meses, el 2020 se perfilaba como un buen año en términos económicos para Guatemala.

  • Los precios de nuestros principales productos de exportación habían tocado fondo y mostraban cierta recuperación, las remesas familiares se proyectaban con un crecimiento de doble dígito, las inversiones en infraestructura se convertían en la oportunidad más tangible para generar empleo y el nuevo Gobierno daba buenas señales al mercado. En general, se presentaba un panorama alentador permitiendo proyectar un crecimiento de la economía cercano al 4%.

No cabe duda que la actual coyuntura por la COVID-19 ha tomado por sorpresa al mundo entero y Guatemala no ha sido la excepción. Desde que el virus llegó al país, a mediados de marzo, hemos visto cómo la economía se ha desacelerado drásticamente y cómo el Gobierno ha debido recurrir a endeudamiento extraordinario para afrontar la crisis sanitaria y económica.

Sin embargo, se debe reconocer que Guatemala es un país que cuenta con varias ventajas en comparación a sus vecinos en la región, entre ellas:

  • El bajo nivel de endeudamiento público, la fortaleza y compromiso del Sector Privado conformado principalmente por empresas locales que son el motor productivo del país y un sistema financiero robusto, bien capitalizado, con una cartera de créditos sana y buena posición de liquidez.

Considero que el sistema financiero del país está en condiciones de apoyar a aquellos actores de la economía en sus distintos segmentos y escala (micro, pequeña, mediana y gran empresa) que encuentren la forma de adaptarse a las nuevas condiciones del mercado.

Este apoyo se concretará en líneas de financiamiento de capital de trabajo, financiamiento de importación y exportación, de largo plazo para la adquisición de activos o bienes de capital, así como otras figuras de financiamiento como factoraje o arrendamiento financiero.

Ya estamos viendo cambios importantes en los patrones de consumo de las personas. Integración de las cadenas de suministro, nuevas estrategias de marketing, aceleración de la implementación de canales digitales o móviles, entre otros.  Asimismo, han salido a luz oportunidades de generar importantes eficiencias y reducción de costos que antes no eran tan evidentes como el teletrabajo y la entrega a domicilio.

El reto para todos los actores, independientemente de su tamaño, será lograr identificar los cambios y adaptarse a ellos exitosamente, esto es importante tanto para los dueños y gerentes de las empresas como para sus potenciales financistas.  Lo cierto del caso es que toda crisis genera oportunidades y el empresario guatemalteco, innovador y resiliente, como siempre lo ha sido, seguramente encontrará cómo adaptarse y salir adelante.

La economía más grande de la región

Adicional a esto, Guatemala posee la economía más grande de Centroamérica, representando alrededor del 30% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región con una población de casi 18 millones de habitantes por lo que cuenta con un mercado interno interesante.

Nuestra posición geográfica es excepcional, ya que estamos ubicados a escasas dos horas de la economía más grande del mundo y nuestro principal socio comercial, los Estados Unidos de América lo cual nos permite estar bien posicionados en la coyuntura geopolítica que se ve venir derivada de esta crisis sanitaria; listos para dar la bienvenida a aquellas inversiones de capital que puedan salir de Asia buscando un lugar estratégico dónde ubicarse.

En síntesis, Guatemala y su Sector Empresarial cuentan con las herramientas necesarias para salir adelante en esta crisis de una forma exitosa, dentro de ellas el apoyo del sistema financiero del país. Definitivamente no será fácil y requerirá de mucho trabajo y un esfuerzo extraordinario; sin embargo, mantener una actitud positiva, enfocarse en la innovación y la adaptación al cambio serán factores clave. Si así lo hacemos, no dudo que de esta coyuntura saldremos más fuertes y mejor posicionados como nación.

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin