El líder 4.0 para los retos 4.0

Es momento de invertir en su personal, es momento de darle a sus colaboradores una formación constante.

Actualmente el mercado no solo exige que los profesionales tengan una alta preparación académica (eso lo dan por hecho) sino que sean profesionales con una visión clara y que sean capaces de anticiparse a las necesidades de cambios. Que presten atención a lo que su equipo y el mercado desean, es decir, que sepa inspirar a su equipo y que pueda así ser un agente motivador.

Este mundo incierto genera ansiedad e inestabilidad. Por lo que este líder tiene que ser capaz de gestionar las emociones y procurar hacer sencillas las cosas que no siempre son fáciles de cumplir. El mundo complejo requiere que el líder sea capaz de enseñar a las personas cómo desarrollar una tarea y que tengan éxito. Es decir, es un guía de su equipo que sabe comprender y entender las habilidades, fortalezas y debilidades de cada uno de los miembros y que, la suma de todo esto, de un resultado positivo para sus integrantes y por consiguiente para la empresa.

Otra de las características clave del líder es que es una persona digna de confianza, tiene credibilidad, honestidad, compromiso, coherencia y generosidad. Una frase que la he repetido varias veces a lo largo de este artículo y que muchos lo damos por hecho y normal, lo cual no lo es, es el trabajo en equipo…. Pero el verdadero trabajo en equipo no es sencillo de lograr.

Una mezcla interesante y que me llamó mucho la atención es una herramienta en la que se mezcla la tecnología, experiencia académica, maestros de ajedrez y expertos en la teoría del juego para propósitos de análisis, resolución de problemas y toma de decisiones. A través de un proceso de aprendizaje reflexivo y entretenido que utiliza juegos, se desarrollan habilidades de pensamiento estratégico que ayudan a los participantes a volverse más metódicos.

Con esto dicho, me permito enviarles un mensaje a las empresas: es momento de invertir en su personal, es momento de darle a sus colaboradores una formación constante. Esta es la clave para que la empresa perdure a lo largo del tiempo, formar constantemente a su personal.