EditorialEditorial – Una receta para mejorar la salud pública

Una receta para mejorar la salud pública

 

Javier Zepeda

Director Ejecutivo
Cámara de Industria de Guatemala

 

Estoy seguro que nuestros lectores conocen la enorme responsabilidad que tienen los funcionarios que asumen el reto de mejorar el nivel de salud de los ciudadanos guatemaltecos. No es una tarea fácil. Hay muchos desafíos que pasan desde leyes inoperantes hasta los pactos colectivos y personal que en los centros de salud y hospitales no están a la altura de las necesidades y expectativas de la población.

El nivel de salud de la población es clave para la competitividad del país, tal y como se explica en el tema central de esta edición, pues tiene una trascendencia vital para lo que se conoce como armonía social, en el sentido de que la igualdad, la educación y el empleo también dependen de una buena salud.

Los científicos reconocen que la atención primaria es también una estrategia para disminuir las desigualdades de salud de las sociedades modernas.

Sin duda, una buena gestión ministerial exige el cumplimiento de las leyes, obtener resultados exitosos y por supuesto ausencia de corrupción, pero también la participación de la ciudadanía, y del Sector Privado incluido, que apuntalen hacia la transparencia y a la unidad de esfuerzos. Tal es el caso de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), que recientemente apoyó un programa de apoyo y de colaboración al gobierno para evaluar la eficiencia en la compra de medicinas y manejo de inventarios en siete hospitales del país.

Y el apoyo que desde Cámara de Industria de Guatemala, sus socios y gremiales hemos dado y seguiremos brindando al Ministerio de Salud, sobre todo a la actual administración de la Ministra Lucrecia Hernández Mack.

Hay muchas historias de industrias que apoyan la salud de sus colaboradores, ya sea mediante el servicio de la seguridad social IGGS, pero también con asistencia privada o acceso a medicamentos gratuitos o subvencionados por las propias empresas, pero el punto es que la sociedad puede involucrarse en apoyar el mejoramiento de la salud. El hecho de que Revista Industria y Negocios aborde este tema también es parte de nuestro interés para colaborar en ello, pues hemos conocido los esfuerzos en el Ministerio de Salud para mejorar sus servicios.

Por eso la mejor receta para mejorar la salud pública es unir esfuerzos. Incluso hay fórmulas colegiadas en la dirección de hospitales en el que se nombra a directores o funcionarios de hospitales que respondan a criterios técnicos y no políticos, que rindan cuentas al gobierno, pero también a la ciudadanía que demanda mejores servicios. En este sistema intervienen fundaciones privadas o empresas que bajo la modalidad de Responsabilidad Social Empresarial apoyan con donaciones de equipos, medicinas e infraestructura.

En fin, hay mucho por hacer, pero con la unión de voluntades y esfuerzos se logrará mejorar la salud pública, tan importante para la vida de los ciudadanos y la competitividad del país.

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin