EditorialEditorial – Certeza jurídica

Certeza jurídica

 

Javier Zepeda

Director Ejecutivo

Cámara de Industria de Guatemala

 
Un factor indispensable para el desarrollo

Algunas decisiones judiciales han puesto en riesgo este principio fundamental para el Estado de Derecho.

La certeza jurídica es clave para el desarrollo porque la inversión y la actividad económica en general, local e internacional, contribuyen a generar oportunidades para todos los ciudadanos.

Las empresas necesitan conocer las consecuencias legales y el marco jurídico dentro del cual desarrollarán sus actividades. Es imperativo conocer las “reglas del juego” y que estas sean el producto de un sistema preestablecido y respetado. Normalmente cualquier inversionista no se atreve a poner en riesgo su capital en sistemas que no son previsibles.

Cuando no hay certeza jurídica aumentan los litigios, la conflictividad y la incertidumbre, perdiendo el inversionista, el trabajador y, al final del día, el mismo país. Cualquiera en su sano juicio no querrá invertir en un lugar en donde le cambian dichas reglas de un momento a otro, por presiones de tipo ideológicas, por presión social, por mercaderes del conflicto o por las razones que sean.

Imaginemos al Real Madrid o el Barcelona, Alemania como campeón del mundo, Messi o CR7 saliendo al campo de juego con un árbitro que al minuto 10 del primer tiempo decide que cada tiempo va ser de 30 en vez de 45 minutos, o que se inventa cambiar el tamaño de las porterías o que sí es aceptable meter goles con la mano. Imaginemos que una vez iniciado el juego este sea suspendido para que entre otro equipo a jugar, el cual no ha clasificado a la competencia; o que el árbitro permita que el público entre a la cancha a agredir a los jugadores. Seguro que esto solo quedará en nuestra imaginación

Nuestro Sistema de Justicia, con los grandes retos que aún tiene por delante, posee su propia dinámica y prueba de ello es la asunción de un nuevo presidente en la Corte de Constitucionalidad, en un contexto en el que se impone la necesidad de mayor certeza jurídica en todos los ámbitos, que redunde en el crecimiento y fortalecimiento de la competitividad de nuestra economía.

Y ojo, que la seguridad jurídica no es solo para las empresas. Todos los ciudadanos necesitan certeza para poder vivir, trabajar y realizarse como personas y dentro de su entorno familiar.

Uno los fundamentos del Estado de Derecho es que la aplicación de las leyes sea pronta, cumplida y predecible para todos. Para eso es muy importante iniciar por entender, no únicamente el marco legal, sino el entorno y los compromisos que como país hemos asumido ante distintos convenios internacionales. Como ejemplo, hago mención a las consultas establecidas en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, las cuales deben ser implementadas por el Estado, no por las empresas. Y por otro lado, si las consultas no se implementaron por omisión del Estado, es responsabilidad del propio Estado llevarlas a cabo y los proyectos ya en operación no deben ser suspendidos.

Nos encontramos en medio de un entorno de mucha incertidumbre, donde no sabemos si los árbitros que imparten la justicia en el campo de la generación de oportunidades, empleo y desarrollo, seguirán cambiando las reglas a medio juego. Tenemos un país con grandes oportunidades; con jugadores de primer nivel. En las manos de la certeza jurídica del país está que logremos meterle una goleada al subdesarrollo, a la pobreza y a la falta de oportunidades, mejorando por lo tanto el nivel de vida de millones de guatemaltecos y habitantes de este bello país.

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin