Especial: maestrías y posgrados – La importancia de estudiar Maestría y Doctorados

La importancia de estudiar Maestría y Doctorados

En la actualidad, la importancia de los estudios superiores de nivel maestría y doctorado han alcanzado mayor relevancia debido al nivel de competencia que cada vez es más fuerte en los profesionales.

No todos los profesionales tienen el interés de continuar la profesionalización a niveles más específicos, ya que al estudiar las maestrías es requerido un nivel de experiencia en alta gerencia, lo cual no es el fin último de la mayoría de profesionales del país. Sin embargo, si se desea lograr un escalón más alto y un mejor posicionamiento en el mercado laboral, se convierte en una necesidad. Además, se debe tomar en cuenta que ahora el nivel de licenciatura se ha convertido en un nivel muy básico y que es indispensable contar con maestrías para lograr puestos clave dentro de las empresas, organizaciones internacionales e, inclusive, en algunos puestos gubernamentales.

Hoy por hoy, las empresas más grandes y las transnacionales, tanto a nivel nacional como internacional, requieren que sus colaboradores tengan el mayor nivel de conocimiento profesional. El objetivo de esto es el de alcanzar las metas empresariales de manera más competitiva, siendo respetuosos del medio ambiente, profundos conocimientos administrativos, alto nivel de liderazgo y capacidad en la toma decisiones, entre otras competencias.

Las universidades saben de estos requerimientos y buscan que sus graduados sean posicionados rápidamente en el mercado laboral y obtengan los mejores puestos. Si se toma en cuenta la gran gama de carreras universitarias que se ofrecen, el profesional puede inclusive tomar no sólo una opción de especialización, sino tomar la decisión de mantenerse siempre al día y continuar capacitándose constantemente, ya que nunca se deja de aprender. Es importante tomar en cuenta saber si lo que se desea es especializarse o complementar los estudios de nivel licenciatura que ya se poseen.

Vivimos en un mundo que cada vez es más competitivo, en el cual necesitamos saber con mayor profundidad y, a la vez, amplitud, para poder entregar los mejores resultados en cualquiera de los campos laborales en que nos desempeñemos. Cuando iniciamos nuestras carreras universitarias de nivel licenciatura es importante saber que si buscamos lograr un crecimiento profesional sostenido, deberemos estar siempre al día. También es importante reconocer qué se puede lograr con mejores resultados a través de los estudios superiores de maestría y, por qué no, de un doctorado. De esta manera podremos asegurar una mejor sociedad y el más alto nivel de conocimiento en pro de Guatemala.

La relación entre estudios avanzados y crecimiento económico

Como guatemaltecos profesionales y emprendedores, se sabe y se habla frecuentemente de la importancia de la educación superior, ahora con el enfoque y nivel de profundidad que brindan las maestrías. Así también, las personas cada vez más buscan unirse a los grupos de estudiantes de doctorados, ya que reconocen que estos niveles educativos acrecientan su acervo cultural. Se puede observar que los países avanzados tienen altos niveles de competitividades y que cada vez más buscan incursionar en la especialidad o la diversidad que brindan los niveles educativos.

Cuando pensamos en los países más avanzados en términos de educación, es decir los países más educados, sabemos que los porcentajes de graduados de maestrías y doctorados son bastante altos, en especial si los comparamos con Guatemala, que por lo regular no llegan al 1%. Se sabe que en Rusia el 53% de los adultos entre 25 y 64 años tienen algún título universitario. En Canadá, un 52%; Japón, 46%; Israel, 46% y Estados Unidos, 43%.

Estados Unidos destaca entre los países con más doctores universitarios en todos los campos.

Según datos del año 2014, el 67% pertenece a ese país. Entre los países que destacan como los más educados también están: Corea del Sur, Australia, Reino Unido, Nueva Zelanda, Irlanda, Suiza, Luxemburgo, Suecia, Dinamarca, Holanda y España. Sin embargo, en países como los mencionados está más que comprobado que para que exista un nivel de crecimiento económico sostenido, es indispensable lograr en lo posible el mayor nivel de conocimientos a nivel universitario. Indiscutiblemente, si se quieren lograr más metas el nivel de conocimiento que otorgan los estudios universitarios son básicos para poder alcanzarlos. Podemos observar cómo las personas pueden alcanzar sus metas con mayor facilidad al haber obtenido un título académico, sin embargo, tampoco es regla general y existen grandes empresarios, así como personajes destacados que no han necesitado dichos títulos. De igual manera, es indiscutible que los altos grados de escolaridad a nivel inclusive de doctorado, serán una buena carta de presentación. Independientemente que se busque el desarrollo profesional laborando para empresas y otros sectores, o que se busque poner un negocio propio, los títulos universitarios serán herramientas de trabajo y especialidad. Cuando las personas buscan especializarse en las áreas en las que ya se desempeñan o ampliando conocimientos incursionando en otras áreas, eligen entre la amplia gama de maestrías. Por otro lado, cuando una persona quiere aportar a un país o región internacional, busca investigar un tema estudiando un doctorado, el cual a su vez le abrirá aún más puertas en el campo laboral.

Si buscamos un verdadero crecimiento para Guatemala, es necesario hacer conciencia y reconocer que la educación es quizás lo más importante. Quienes ya contamos con algún título universitario nos hemos dado cuenta que es necesario seguir estudiando y buscar el crecimiento profesional constante. Soy de las personas que siempre aconsejan que debemos buscar nuestra propia superación a través de los estudios y que mientras se viva podemos aprender algo nuevo y ponerlo en práctica. No seamos de los que sólo cuelgan los títulos en una pared, sino que nos sirvan de instrumento de aporte para el crecimiento del país, protegiendo y colaborando con otros que puedan necesitar nuestros conocimientos y servir de ejemplo para los jóvenes.

Forjadores de nuestro destino

Para todos es ya de conocimiento generalizado que los títulos académicos representan un gran valor para cualquier individuo que quiera competir en el mercado laboral. Si bien es cierto que no todas las personas tienen la oportunidad de realizar estudios a nivel maestría y doctorados, no se puede demeritar el valor que esos títulos brindan a los profesionales en todas las distintas áreas de la educación.

Además, es importante que los niveles de escolaridad cada vez sean más altos, ya que generan un mejoramiento del nivel de competencias, lo cual hace a los profesionales ser cada vez más capacitados para los distintos puestos. Si se toman en cuentaaspectos como la tecnología y los procesos de competencia, nos damos cuenta que cada vez se necesitan personas con mayor nivel de formación y que estén altamente calificados para los puestos que se ofrecen tanto en las áreas de las empresas privada, las organizaciones no gubernamentales y el gobierno. De igual manera los que deseen incursionar en el mundo del emprendedurismo y crear sus propias empresas.

En cuanto al mundo de los negocios y la planificación de la vida de sociedades interconectadas, hay demanda de profesionales con distintas especialidades. De tal manera las maestrías y los doctorados que se ofrecen a nivel nacional por las universidades deben responder no sólo al modelo académico, sino más bien para ver las necesidades de los sectores y la aplicación del conocimiento que se necesitará para cualquier labor que se desee desempeñar.

Por otro lado, también es necesario resaltar la importancia del nivel de intercambio de docentes para la labor académica que surge a partir de la culminación de estas carreras, ya que se podrá contar con más profesores que impartan la educación universitaria, con mayores conocimientos. El resultado de esta formación logrará a su vez mejores profesionales. Las universidades deben ser los centros de pensamiento, así como la gestión del conocimiento, con el objetivo de contribuir a solucionar los problemas que tanto nos aquejan en Guatemala.

Hoy, la diversidad de carreras que se ofrecen en el país nos permiten desarrollarnos en áreas en las que antes ni se soñaba. Seamos forjadores de nuestros destinos, busquemos caminos, encontremos nuestra vocación, pero por nada permanezcamos inmóviles sin buscar superarnos. Ante las exigencias laborales, tengamos la visión de mayor entrega y dedicación, no pongamos excusas, encontremos el tiempo, el financiamiento y, sobre todo, la actitud para lograr las metas.

Para quienes consideran que no tienen la capacidad económica busquen becas, que existen en casi todas las universidades. Recuerden que nunca es tarde y que grandes empresarios y destacados personajes de la historia han iniciado inclusive siendo mayores de sesenta o setenta años. No existen obstáculos para quienes deseen sinceramente lograr metas, los límites son personales. Así es que busquemos la manera de continuar estudiando y una vez obtenidos los títulos que deseemos, aportemos a nuestro país con trabajo honrado y digno.