ArtículosOCT-2016 Educación Superior

La importancia de realizar estudios de posgrado

 

En los últimos años la oferta de programas de posgrado no ha dejado de crecer en nuestro país, lo que está especialmente relacionado con la positiva valoración que hacen las empresas de este tipo de formación, no solo al momento de contratar sino que también al momento de promover a sus colaboradores. Un título de grado universitario hoy en día ya no es suficiente para tener mejores oportunidades laborales; y para mantenerse en un mundo competitivo, es necesario continuar el proceso de aprendizaje académico mediante opciones de especialización, maestría o doctorado.

Debido a las dificultades que enfrenta actualmente nuestro país, colocarse laboralmente representa un reto importante, los que menos dificultades encuentran son aquellos que están mejor preparados. Así, uno de los puntos fuertes de cualquier candidato es la posesión de un posgrado, regularmente La importancia de realizar estudios de posgrado Mgtr. Julio Cardona Director de Posgrados Universidad Rafael Landívar una maestría, hasta el punto que se ha convertido en una importante ventaja competitiva. Una maestría otorga al estudiante, en un tiempo relativamente corto, herramientas que le permiten no solo ampliar su campo de estudio, sino que a aplicar conocimientos relacionados a su área profesional, a visualizar diferentes perspectivas consiguiendo un pensamiento lógico y estratégico capaz de brindar soluciones creativas e innovadores en dicho campo. Una maestría es bien valorada, sobre todo en puestos de responsabilidad, tanto en puestos intermedios como gerenciales, que le brindan al profesional el desarrollo de habilidades y competencias directivas.

Las ventajas que obtiene el profesional que decide estudiar una maestría son varias, dentro de estas una muy importante es conseguir mejores oportunidades de empleo y remuneración. El tener un mayor conocimiento especializado hace que la hoja de vida de un aspirante sea mucho más atractiva al momento de postularse a diferentes puestos de trabajo, además de que las competencias adquiridas le ayudarán a tener un mejor desempeño profesional.

Otro de los principales beneficios que brinda una maestría es la red de contactos profesionales que puede adquirir un estudiante, ya que las personas que cursan este tipo estudios por lo general ocupan cargos estratégicos en diferentes sectores de la sociedad.

La importancia de estudiar un posgrado radica entonces en la idea de apostar al presente para mejorar el futuro. Es por ello que hoy en día son muchos profesionales que ven los posgrados como puertas a un nuevo mundo de oportunidades.

Educación tradicional versus educación práctica

 

Cuando se habla de opciones educativas para ejecutivos el estudiante puede optar por la tradicional, que se imparte en universidades, o la educación práctica, como la que se imparte en una escuela de negocios. Se trata de dos modelos distintos con características, estructuras y orientaciones diferentes

En la educación tradicional las estructuras son muy jerarquizadas, públicas, privadas, creadas en torno al modelo tradicional de enseñanza. Se organizan de acuerdo a modelos determinados por la legislación de cada país o región, y por lo general suelen enfocarse en estudios de grado y posgrado.

Por otra parte, se encuentran las escuelas de negocios, mismas que se crearon como respuesta al vacío que las empresas encontraban a la hora de seleccionar profesionales con un alto grado de especialización en el ámbito de gestión de empresas.

Este modelo de educación que ESI utiliza, es más funcional, centrado en conectar las necesidades que surgen del contexto de los negocios con la enseñanza especializada, incorporando nuevos modelos de aprendizaje a partir de su metodología donde a través de la resolución de casos y el diálogo se abordan temas y panoramas reales del mundo empresarial. Su formato semipresencial o totalmente en línea brinda al estudiante la flexibilidad de organizar su tiempo, y el equipo docente está formado por profesionales capaces de superar la teoría y ofrecer una formación eminentemente práctica.

La educación práctica nace entonces a partir de los profundos cambios que surgen en el mundo de los negocios, que es competitivo y volátil. Así como de los continuos avances tecnológicos que han generado un replanteo y reinvención de la educación ejecutiva, que debe ser tan dinámica, flexible y proactiva como las propias organizaciones.

Pero entonces, ¿qué modelo educativo es mejor? La selección debería basarse no solo en el análisis del modelo sino también en las necesidades del estudiante, ya que la perspectiva cambia dependiendo del entorno donde este se desenvuelve.

En cuanto al mundo empresarial, son las mismas organizaciones las que han recurrido a la educación práctica y ejecutiva para el desarrollo de sus líderes, quienes ahora buscan integrar el aprendizaje con la creación y ejecución de sus estrategias de negocios, necesitando de esta manera programas intensivos y efectivos que ayuden a sus directivos y gerentes a enfrentar los desafíos actuales

 

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin