DIC-2013 TIEMPO DE BUENAS NOTICIAS

Diciembre nos gustó… para contribuir con buenas noticias. En esta época del año, cuando los comercios lucen sus mejores vitrinas, es oportuno no solo transmitir nuestros buenos deseos de paz y felicidad, sino exponer los hechos gracias a los cuales vale la pena considerar que en 2013 ocurrieron hechos positivos.

Es por eso que el tema central de esta edición está orientado a recordarnos algunos de los principales acontecimientos positivos del ciclo que termina, sin rehuir a los problemas que la sociedad enfrenta. Se trata de reconocer logros y resultados que, como individuos y como sociedad, hemos logrado y que, por tanto, podemos seguir alcanzando en el futuro inmediato.

Reconociéndolos, y con los mejores valores y principios por delante, podremos sentar las bases para el esperado despegue económico y desarrollo social de Guatemala.

En este ámbito, al sector industrial le corresponde seguir sumando voluntades y trabajando con responsabilidad, pues qué mayor compromiso que generar empleo en un país que tanto lo necesita.

Al hacer una revisión de lo sucedido, y recordar eventos como el Guatemala Investment Summit, por mencionar apenas uno, es cuando se demuestra que todos los sectores de la sociedad pueden asumir la trascendencia de los distintos momentos históricos, y con ello saber responder a los desafíos presentes.

Eso ocurrió con el Guatemala Investment Summit, a través del cual el sector privado y el Gobierno, por medio del Ministerio de Economía, unieron esfuerzos para presentar más de 100 proyectos de inversión a más de 200 inversionistas de diferentes partes del mundo. Y lo hicimos, porque tanto la administración pública como el sector privado admitimos que la máxima prioridad es luchar contra el desempleo, y que la única manera de hacerlo, de forma sostenible, es generando las condiciones para que exista más inversión productiva.

De allí que esta fecha también sea oportuna para rendir un merecido homenaje de agradecimiento a todas las industrias, cuyas decisiones de inversión y de crecimiento generaron empleo formal y emprendimiento en sus proveedores, pues estas son una especie de palanca que otorga a cada individuo y empresa un futuro de dignidad, y a la sociedad, en conjunto, la esperanza de prosperidad.

Así que los hechos positivos de 2013 alimentan la esperanza de que en 2014 seguiremos trabajando para construir un país cada vez mejor, pues los guatemaltecos tenemos la capacidad indudable de estar a la altura de los nuevos tiempos.

En nombre de la Junta Directiva de Cámara de Industria de Guatemala y del Consejo Editorial de Revista Industria y Negocios, extiendo un fuerte abrazo a las Gremiales, a las empresas socias que forman parte de esta gran institución, a usted amigo lector y a nuestros anunciantes. Gracias por su invaluable apoyo. Reciban nuestros mejores deseos en esta Navidad y para el próximo año.