Coyuntura¿Cómo respondieron las empresas chinas a la COVID-19?

Expertos de Harvard Business Review publicaron 12 medidas tomadas por empresas chinas ante el coronavirus, y que pueden ser replicadas en el resto del mundo.

1. Mirar hacia adelante y replantear esfuerzos con frecuencia

Las crisis tienen un comportamiento dinámico pues requieren de un análisis constante de lo que se está generando y a dónde puede llevar a la empresa, qué riesgos se enfrentarán o qué oportunidades tendrá que aprovechar dentro del mercado.

2. Con apoyo del equipo gerencial, utilizar un enfoque adaptable que dé soluciones para su mercado

Algunas empresas chinas pudieron equilibrar los enfoques de dirección centralizada gerencial y la descentralizada colaborativa para dar soluciones rápidas, pero con una perspectiva amplia. A través de un grupo de trabajo se pueden buscar soluciones diarias frente a la crisis sanitaria para crear una guía de acción para toda la cadena.

3. Crear claridad y seguridad para los empleados de forma proactiva

Los colaboradores deberán adoptar nuevas formas de trabajo, pero no podrán hacerlo si no tienen una información clara y coherente de lo que pasará en la empresa. Es indispensable crear campañas de salubridad para los trabajadores y sus familias, pues no basta con lo hecho a lo interno de las plantas de producción.  Actuando así, se podrá estar preparado para la reanudación oportuna de las actividades.

4. Reasignar colaboradores a otras tareas con flexibilidad

En algunas empresas algunos empleados no podrán hacer su trabajo con naturalidad. Es por eso que, en vez de despedir o suspender, los chinos reasignaron a sus empleados a nuevas actividades como la planificación de la recuperación, o pasar empleados a otras empresas en calidad de préstamo.

5. Revalorar o cambiar los canales de venta, arriesgarse en nuevos sectores del mercado

Las empresas chinas asignaron los trabajos de ventas a nuevos canales de consumo digital como de negocio-negocio o bien negocio-socio. Se pueden implementar nuevos modelos de negocio por vías virtuales para involucrar a sus clientes de manera digital e impulsar las ventas en línea.

6. Utilizar redes sociales para coordinar acciones con empleados y socios

Para poder coordinar el trabajo remoto es ineludible utilizar plataformas como Zoom, WhatsApp, WeChat, entre otras. Algunas empresas crearon rankings de producción y ventas entre sus colaboradores, una manera de motivarse es viendo el progreso de la empresa como un trabajo en conjunto.

7. Prepararse para una recuperación más rápida de lo que se espera

Es necesario estar preparado anticipadamente a la recuperación de ritmo económico habitual, ya que el tiempo que llevará formular, difundir y aplicar las nuevas políticas será de mucho valor frente a la competencia. La planeación de la recuperación debe comenzar mientras aún se está reaccionando a la crisis.

8. Los sectores se recuperarán a diferentes velocidades

Las empresas necesitarán calibrar sus estrategias de acción según su enfoque de negocio. Se puede aprovechar el tiempo de crisis para realizar cambios en su línea de producción, suministro y almacenamiento con el fin de adaptar sus ventas de acuerdo a la demanda estimada de su mercado en un futuro.

9. Buscar oportunidades en medio de la adversidad

No todas las empresas se ven afectadas negativamente por esta crisis sanitaria, en muchos sectores la demanda de productos creció significativamente gracias al aprovechamiento que los empresarios tuvieron de esta situación: comercio electrónico, medios de comunicación, productos de higiene, seguros de salud, etc. Algunos emprendedores chinos pudieron movilizarse para aprovechar estas necesidades y compensar sus pérdidas en otros rumbos.

10. Adaptar su estrategia de recuperación según las localidades

Las políticas de salud pública crearán dinámicas de recuperación por ubicaciones, lo que requerirá un enfoque flexible para todas las empresas. Las actividades de mercadeo y la asignación de presupuestos deben ajustarse a las diferentes regiones, según la velocidad de la recuperación de esa localidad.

11. Innovar rápidamente en torno a las nuevas necesidades

Ante una amenaza como esta, muchas empresas podrán tener una postura defensiva, pero en China prosperaron aquellas que innovaron ante las oportunidades emergentes. Lejos de verse afectadas negativamente, esta crisis propulsó a las empresas que generaron nuevas estrategias.

12. Detectar los nuevos hábitos de consumo que se están formando en este momento

Algunos cambios permanecerán después de la crisis. Es demasiado pronto para saber con certeza qué nuevos hábitos quedarán en la sociedad, pero hay algunos indicadores que apuntan hacia la educación en línea, las ventas por Internet, los servicios de publicidad virtual, el funcionamiento de las prestaciones médicas, entre otros.

El contenido de Industria&Negocios no necesariamente representa la opinión de Cámara de Industria de Guatemala; cada artículo es responsabilidad de sus autores.

Cámara de Industria de Guatemala
Ruta 6, 9-21 Zona 4, Nivel 12
PBX: (502) 2380-9000
Correo electrónico: info@industriaguate.com

facebook linkedin