Ene-11 El “tigre verde” dejó de rugir

Cuando nos digan que el país con mayor crecimiento económico de moda es el modelo a seguir, debemos ser más escépticos y esperar que el tiempo, las crisis económicas y las decisiones de sus líderes nos prueben que los resultados son perdurables. Durante más de una década nos decían que teníamos que ver el modelo económico irlandés. ¿Quieres tener crecimiento económico? Irlanda. ¿Quieres generar más prosperidad? Irlanda. Durante el periodo 1990-2007, Irlanda fue el afiche por excelencia para anunciar la nueva película económica de estreno. Pero, la Irlanda de hoy roba los titulares por sus serios problemas económicos y puede ser la puerta a una crisis económica en Europa.
El Tigre Celta logró pasar de ser el país más pobre de Europa del oeste a uno de los más prósperos de la región. En 1970 era el que tenía el nivel de ingreso per cápita más bajo. Pero, entre 1994 y 2007, tuvo el crecimiento económico más alto de la región. El promedio de crecimiento real rondaba el ocho por ciento anual. Entre 1990 y el 2005, el país había creado entre 1 y 1.5 millones de nuevos empleos. Si tomamos en cuenta que el país tiene una población que no pasa los cinco millones, el resultado es impresionante. Era el país de mayor creación de empleos, inversión extranjera y oportunidad económica para otros que emigraban de otras partes de Europa.
¿Cómo lo lograron? Los argumentos van desde alta inversión en tecnología de punta, mayor competitividad, inversión en educación, políticas de bajos impuestos, cuadruplicaron las exportaciones con bajo nivel proteccionista hasta mantener control del gasto público y el endeudamiento. Pero, la historia reciente es otra. En 2008, la economía se contrajo un 2.7 por ciento. En 2009 siguió cuesta abajo con negativo 7.6 por ciento. Hoy sigue desangrándose. Fue el primer país europeo en caer en recesión. El desempleo actual ronda el 16 por ciento, el más alto en quince años. Ahora la emigración es de Irlanda para el mundo. Xavier Serbia / www.xavierserbia.com